Navarro decide que para la final quiere otro 'clásico'

El FC Barcelona, finalista de la Liga

El FC Barcelona se ha impuesto (77-74) este domingo al Unicaja de Málaga y se verá las caras con el Real Madrid en la final de la Liga Endesa, gracias al poderío en el rebote ofensivo y la mejor versión de su capitán, Juan Carlos Navarro, que impulsaron a los azulgrana a su cuarta final consecutiva contra los madridistas.

 

FICHA TÉCNICA

 

FC BARCELONA: Satoransky (10), Oleson (2), Thomas (14), Lampe (-) y Tomic (11)--cinco inicial--; Doellman (9), Huertas (7), Navarro (10), Pleiss (3), Abrines (-), Hezonja (8) y Nachbar (3).

 

UNICAJA MÁLAGA: Granger (10), Stefansson (5), Kuzminskas (8), Thomas (4) y Vázquez (10)--cinco inicial--; Markovic (9), Suárez (-), Toolson (10), Golubovic (2), Green (9), Gabriel (3) y Vasileiadis (4).

 

PARCIALES: 18-20, 17-17, 22-20 y 20-17.

 

ÁRBITROS: González, Conde y Perea. Eliminado por faltas Jon Stefansson por parte del Unicaja de Málaga.

 

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 6.028 espectadores.

El conjunto de Xavi Pascual supo sufrir para apuntarse el punto decisivo de la serie ante Unicaja en el quinto partido. El Barça hizo bueno el factor cancha que se llevó precisamente de Málaga en la penúltima jornada de la fase regular y después de perder los dos encuentros en el Martín Carpena se rehizo para acceder por novena vez consecutiva a la final de la ACB.

 

Uno de los artífices del pase fue Juan Carlos Navarro que este sábado celebró su 35 cumpleaños. El capitán, desaparecido prácticamente durante toda la eliminatoria, empezó a dar señales de vida en la recta final del cuarto choque. Una mejora que alargó en el quinto y decisivo punto para guiar a los suyos. Con un triple en los últimos segundos, la 'Bomba' sentenció a un gran Unicaja.

 

Por su parte, los malagueños, que buscaban su primera final en nueve temporadas, se quedaron a las puertas de lograr algo histórico, remontar un 2-0 en contra en 'semis'. A pesar del gran partido del base uruguayo Jayson Granger (10 puntos, seis asistencias, cinco rebotes y 20 de valoración) los de Joan Plaza no fueron capaces de terminar la machada.

 

Y eso que el arranque del partido fue favorable a los malagueños. Con un 8-0 de parcial Unicaja tomó la primera ventaja del duelo (9-16), pero un inmenso Navarro respondió con siete puntos consecutivos para acercar a su equipo al término de los diez primeros minutos.

 

Los andaluces no se amedrentaron ante el mejor juego del escolta azulgrana y comenzaron el segundo cuarto con un nuevo parcial (1-6) para recuperar la máxima ventaja (19-26). Los primeros síntomas de debilidad de Unicaja vinieron sorprendentemente por el rebote. El Barça terminó el choque con 40 capturas --diecinueve ofensivas-- por 32 de su rival. Un factor muy desfavorable a los de Pascual en el Carpena.

 

EL MEJOR BARÇA EN EL MOMENTO OPORTUNO

 

Con el encuentro igualado (32-32) el segundo acto trajo a un Barcelona más serio en defensa y con más movilidad en ataque. Gracias a un 7-0 los catalanes adquirían una ventaja de cinco puntos que recortó Caleb Green para volver a poner las tablas al final del tercer cuarto.

 

A seis minutos del final el cuadro azulgrana repetía parcial impulsado por un triple de DeShaun Thomas, que acabó con cuatro de siete intentos. Pese a la desventaja (68-61) Unicaja no le perdió la cara al encuentro y comandado por Granger volvía a equilibrar el partido a 72 a falta de 35 segundos.

 

Al final, Navarro celebró su cumpleaños ejecutando a la perfección la pizarra de Pascual y con un triple a falta de diecinueve segundos sentenciaba el pase a la final. El base uruguayo de los malagueños no pudo completar su gran partido al fallar el tiro que pudo haber mandado el choque a la prórroga. Segundos finales que despidieron a un gran Unicaja, fiel a su gran e histórico año.

Noticias relacionadas