Nadal tropieza también en Río y se queda sin final

Rafa Nadal se lamenta tras ceder un punto

El tenista español Rafa Nadal, número cinco del mundo, ha caído en semifinales del torneo de Río de Janeiro (Brasil), de categoría ATP 500 y que se disputa sobre tierra batida, tras caer en tres sets ante el uruguayo Pablo Cuevas (6-7(6), 7-6(3), 6-4).

El sudamericano necesitó tres horas y 31 minutos para frustrar la final número 100 para el balear, que, como le ocurriera en Buenos Aires ante el austríaco Dominic Thiem, se volvió a quedar a las puertas de luchar por el entorchado. Así, confirma su irregular comienzo de 2016, en el que además de alcanzar las semifinales de los torneos argentino y brasileño perdió la final de Doha y no pasó de primera ronda en el primer 'Grand Slam' de la temporada, el Abierto de Australia.

Fue un partido de peloteos largos, en el que la paciencia y el físico resultaron determinantes para el uruguayo, que por primera vez se imponía al que fuera número uno del mundo y a un integrante del conocido como 'Big Four' -Nadal, el serbio Novak Djokovic, el suizo Roger Federer y el escocés Andy Murray-.

El primer set, después de que cada uno lograse un quiebre, tuvo que decidirse en el 'tie-break'. Aunque Nadal perdió dos puntos seguidos cuando ganaba 6-4, no se le escapó la manga, que duró una hora y 16 minutos.

Dos nuevas roturas, en el cuarto juego para el uruguayo y en el noveno para el español -que remontó un 2-5 y defendió dos bolas de set-, obligaron a disputar el desempate en el segundo parcial. En la muerte súbita, Cuevas fue mucho más contundente.

En la tercera y definitiva manga, el número 45 del ranking ATP rompió el servicio del español en el séptimo juego y aunque no definió con éxito dos puntos de partido cuando sacaba Nadal en el 5-3, cerró en el undécimo juego con su servicio. Así, disputará su quinta final en el circuito.

El rival de Cuevas en la final será el argentino Guido Pella, que sorprendió al verdugo de Nadal en Buenos Aires, el austríaco Dominic Thiem, y le venció con absoluta contundencia (6-1, 6-4).