Nadal: "Me sentía muy cansado y muy mareado"

El tenista español Rafa Nadal reconoció que se sentía "muy cansado y mareado" y que estuvo cerca de vomitar y durante el partido de la segunda ronda del Abierto de Australia ante el estadounidense Tim Smyczek, aunque desconoce cuales fueron las causas de estas sensaciones que le hicieron sufrir "mucho durante tres horas y media".

"Me sentía muy cansado. Al final del primer set, empecé a sentir mi cuerpo muy mal, muy cansado. Cuando estaba sirviendo para el tercero, casi vomito. Sufrí mucho en la pista durante tres horas y media, demasiado. Es positivo que finalmente tuve la oportunidad y espero recuperarme", señaló Nadal en rueda de prensa.

El manacorí desconoce lo que fue "mal". "No lo sé todavía, pero es verdad que el tiempo fue diferente al de las últimas semanas, muy húmedo. Sudo mucho cuando hay humedad, pero no sé, llevo mucho tiempo sin competir, con condiciones duras, pero al final sucedió algo más, es obvio", comentó.

"Entrené mucho, no debería haber estado cansado después de 40 minutos. Algo pasó y me siento afortunado de haber tenido la oportunidad de acabar el partido y de encontrar la forma de ganar, todos los momentos que esté en la pista son importantes. No fue positivo así, pero en general sabes la importancia de ganar este tipo de partidos y me da la posibilidad de jugar de nuevo y de intentar hacerlo mejor el próximo día", prosiguió el tercer cabeza de serie en Melbourne.

Nadal confesó que "en términos de sentirme mal en la pista" fue con casi total seguridad el peor momento de su carrera. "Estuve cerca de no seguir porque me sentía que estaba muy mareado, que podía desmayarme", afirmó.

Por ello, decidió cambiar de táctica y buscó "jugar más agresivo, sin correr, e ir a por golpes ganadores y jugar un poco mejor, más relajado". "A nivel físico, al final del partido comencé a sentirme un poco mejor", reconoció, dejando claro que su entrenamiento previo al partido fue "fue completamente normal".

"Durante toda mi carrera es obvio que pude encontrar soluciones para los momentos duros, pude ganar partidos donde estuve en problemas. Es una habilidad, pero trabajé muy duro durante todo mi carrera para resistir, para intentar ser fuerte mentalmente", sentenció Nadal.