Nadal aprovecha el abandono de Tomic y se mete en la segunda ronda

El tenista español Rafa Nadal se clasificó este martes para la segunda ronda del Abierto de Australia, primer 'Grand Slam' de la temporada, después de beneficiarse del tempranero abandono del australiano Bernard Tomic y cuando ya dominaba el choque por 6-4.

Los espectadores de la Rod Laver Arena se quedaron de este modo sin un partido que prometía espectáculo y que hasta ese momento estaba siendo de alta calidad, con el jugador balear ofreciendo muy buen nivel ante un rival que empezó a estar disminuido a nivel físico desde los primeros compases, con molestias en el muslo izquierdo.

Además, los aficionados esperaban en la pista otro gran partido, retrasado en su inicio por el 'maratón' que habían vivido Andreas Seppi y el ídolo local, Lleyton Hewitt, con derrota del veterano australiano, pero Tomic sólo aguantó el dolor hasta el final del primer set que había caído del lado del número uno del mundo.

El retorno del manacorí a Melbourne Park, donde el año pasado se había ausentado por lesión y en donde en 2012 había disputado una épica final con Novak Djokovic, dejó buenas sensaciones en los 39 minutos que estuvo en la Central.

Así, estuvo muy sólido con el servicio, con el que apenas ofreció resquicios a Tomic en el primer parcial, firmando cinco 'aces' y perdiendo únicamente seis puntos. Además, respondió a la agresividad de su rival dejando también muchos ganadores con su 'drive', un martirio para el renqueante australiano.

Este tuvo que ausentarse de la pista tras ganar el tercer juego del partido y en su retorno ofreció una visible cojera que no le dejaba moverse con cierta comodidad. Sin embargo, gracias a la fortaleza de su servicio, pudo evitar problemas y mantener la igualdad en el marcador hasta el noveno juego.

En ese momento, su servicio no estuvo fino y Nadal pudo presionar logrando la primera bola de rotura del partido, que no desperdició para ponerse 5-4. En el siguiente, el campeón en 2009 en Melbourne se mostró implacable con el saque y cerró el set, el único que disputó, ahorrándose un gasto extra de energía, siempre importante en este 'grande'.

Tras un examen que se presentaba muy exigente, ahora el balear tendrá uno de menor entidad ante otro jugador australiano, el joven de 17 años Thanasi Kokkinakis, 570 del mundo y ante el holandés Igor Sijsling ganó su primer partido en un 'Grand Slam'.