Nadal activa el rodillo y se cita en semifinales con Djokovic

Nadal, en plena acción durante el partido ante Wawrinka

El manacorí demostró que su estado de forma se va afinando a medida que llegan las rondas finales.

El tenista español Rafa Nadal selló su billete para las semifinales de Roland Garros, segundo 'Grand Slam' del año, tras superar (6-2, 6-3 y 6-1) al suizo Stanislas Wawrinka en un encuentro que dominó de principio a fin y en el que mostró que su estado de forma se va afinando a medida que llegan las rondas finales.

 

El manacorí, de menos a más en el torneo parisino, se encontró con un viejo conocido al que ya superó en la final del Mutua Madrid Open, un rival que jamás le había arrebatado un set en sus nueve duelos anteriores y que acabó asfixiado ante la constancia desde el fondo de la pista del español, que cerró el duelo tras una hora y 56 minutos de juego.

 

Nadal, que nunca perdió un set en unos cuartos de final en París, dominó el encuentro desde el inicio. No permitió pugna alguna. Apoyado en su primer servicio, muy seguro, no concedió una sola bola de 'break' en el primer set al tiempo que su falta de errores (sólo siete) le permitía imponer la dureza de sus golpes también en el resto.

 

El 6-2 con el que cerró la manga recordó a Wawrinka sus habituales problemas ante Nadal. El suizo, no obstante, aceptó el desafío y elevó su grado de ataque en la segunda manga.

 

El resultado acabó siendo similar porque Wawrinka, agarrado al riesgo, cometió más errores y, pese a disponer de bolas de 'break' e incluso aprovechar una de ellas (en el sexto juego, para nivelar el set), no encontró el modo de competir ante el siete veces campeón sobre la arcilla de París.

 

Con dos sets abajo y Nadal cada vez con más ritmo de partido, a Wawrinka se le apagó la luz. Su desconexión derivó en un 5-0 que adquirió forma de alfombra roja hacia las semifinales, acercando el sueño de la octava corona en Roland Garros para el jugador español.

 

El suizo evitó el 'rosco' final pero no que Nadal, tercer favorito del torneo, consiguiese su pase a semifinales, donde reeditará la última final ante el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y que anhela su primera corona en Roland Garros, para lo cual tendrá que superar antes al 'rey de la tierra'.