Nacho Molina se despide con una sentida carta del VRAC: "Gracias de corazón"

Ignacio Molina, durante un partido con el VRAC. TRIBUNA

Ocho temporadas después de su llegada, Ignacio Molina decide regresar a Marbella para progresar profesionalmente.

Han sido ocho larga temporadas las de Nacho Molina en el VRAC, y es lo que tienen los finales de curso regular, que a veces suponen despedidas. Tras la dolorosa derrota del pasado domingo, el quesero ha escrito una carta que ha querido transmitir a la afición de Pepe Rojo.

 

Hoy me toca a mí, después de 8 inolvidables años en el VRAC, despedirme. Me toca deciros hasta siempre. Vuelvo a Marbella para comenzar y centrarme en mi futuro laboral, donde tengo muchas posibilidades de desarrollar mi vocación, el ser profesor de Educación Física. Esta decisión no ha sido fácil y ha sido muy meditada.

 

Hace 8 años llegue a Valladolid, un poco engañado la verdad, ya que al preguntarles si llovía mucho aquí, me dijeron que no, ¡pero nadie me dijo el frio que hacía en Pepe Rojo en Invierno!

Desde el primer momento me hicieron sentir como si estuviera en Casa, y como si fuera un miembro de la familia desde toda la vida. Me acuerdo cuando me vino a recoger Moski a la estación de tren con su pequeño Polo donde casi ni entrabamos con todas mis maletas!

 

Durante todos estos años aquí no tengo ninguna queja hacia mi club, hacia mi VRAC. Gracias a ellos he podido crecer como persona. 

 

En lo personal dar gracias primero a mis compañeros, algunos se fueron y otros siguen, gracias por todo de corazón. He intentando siempre aprender de cada uno de vosotros e intentar siempre dar lo mejor de mí, porque os lo merecéis. Han sido unos años muy bonitos e inolvidables junto a vosotros.

 

Gracias a los diferentes cuerpos técnicos con los que he tenido la suerte de entrenar, sois todos diferentes y de todos he intentado aprender lo máximo, y sin duda que así ha sido.

 

Gracias también a las directivas. He vivido el mandato completo de dos juntas directivas, y quiero agradeceros el que siempre nos pusierais fácil las cosas para centrarnos en lo deportivo y en lo personal.

 

Y por último agradecer de corazón el cariño a la afición y sobre todo a la cantera. VOSOTROS sois sinceramente el motor de este club, vosotros hacéis que ganar signifique tanto para nosotros, porque sabemos la Pasión con la que vivís cada partido. Os da igual que llueva, granice o haga sol, sois incondicionales y siempre estáis ahí con nosotros. 

 

A la cantera, a esos peques y no tan peques daros las gracias también, el cariño que dais a los jugadores y lo que he podido vivir yo en primera persona es impagable. Acabar un partido, ir andando por Pepe Rojo e incluso por Valladolid, y que te saluden o pararte hablar con ellos y que te den su cariño es impresionante.

 

Mi balance deportivo...En lo deportivo he crecido año a año como jugador, también con la ayuda de mis compañeros que me ha permitido debutar con la Selección Absoluta. Y ¿los títulos?, impresionante la cantidad de títulos que hemos conseguido: 4 Ligas consecutivas, 3 Copas del Rey, 5 Supercopas, y 1 Copa Ibérica. La Clave de nuestros éxitos sin ninguna duda ha sido el formar una piña, una familia, un grupo de amigos/hermanos que se han juntado para hacer lo que más le gusta jugar al Rugby con alegría!

 

Por todo esto y por más cosas, estaré siempre en deuda con vosotros: Ha sido un ORGULLO y un HONOR el poder vestir los colores del VRAC y defender su escudo. Sé que el final no era el esperado, pero sé que mis compañeros volverán, y volverán más fuertes que nunca para volver a estar en lo más alto.

Noticias relacionadas