Nacho Martín corona la temporada con la internacionalidad

El vallisoletano recibió un más que merecido premio con tres minutos en el partido de preparación que España ganó por la mínima a Polonia y puso el broche de oro a su mejor temporada como profesional.

Es a lo máximo que aspira todo deportista profesional, llegar a la selección absoluta y tener el privilegio de representar a tu país y Nacho Martín hizo realidad el sueño este martes en el partido de preparación que enfrentó a España con Polonia

 

Lo de menos es que el encuentro fuese de preparación, que fuese en calidad de invitado o que el vallisoletano disputara tres minutos porque estar entre los seleccionados en una de las mejores generaciones que ha dado el baloncesto internacional es ya todo un lujo que le ha llegado a Martín en su madurez, a los 30 años.

 

Fueron tres minutos, pero fueron un premio y así hay que considerarlo, aunque también es cierto que no es un hecho indiscutible porque el ala pívot puede que haya hecho méritos para algo más. Nacho Martín ha sido el líder indiscutible del CB. Valladolid, el capitán y la piedra angular que ha llevado al conjunto morado a conseguir una permanencia sin problemas en el plano deportivo cuando el contexto extradeportivo era de película de terror.

 

El resultado de su mejor temporada como profesional ha sido la finalización de la misma como líder en valoración de la Liga Endesa, lo que se ha traducido en el Premio Endesa Actitud Azul, Mejor Jugador de Castilla y León, Premio UEMC del Deporte y la llamada de Orenga para acudir a la selección absoluta como invitado.

 

Con 3 minutos y 17 segundos, dos rebotes y un lanzamiento de tres errado, el vallisoletano se une al grupo de internacionales morados que forman Miguel Ángel Reyes, Silvano Bustos, Lalo García o Fernando San Emeterio y culmina su trayectoria como internacional tras pasar por la selección joven y la Sub-22. Un premio a la temporada, pero quizá insuficiente.