Nacho González preparado para el inicio de una nueva etapa en el balonmano de Valladolid

Nacho González, entrenador del Balonmano Atlético Valladolid, durante la rueda de prensa.

Nacho González ha transmitido la ilusión que existe en el vestuario de cara al inicio de liga. "Por encima de todo lo que queremos es empezar a competir, tenemos muchas ganas de ello".

El entrenador del Balonmano Atlético Valladolid, Nacho González, ha ofrecido una rueda de prensa previa al primer partido de liga de la división de honor plata que disputará frente al Balonmano La Roca el 13 de septiembre a las 19:00 horas.

 

Nacho ha querido transmitir la ilusión que existe en el vestuario de cara al inicio de liga. "Por encima de todo lo que queremos es empezar a competir, tenemos muchas ganas de ello, aunque es cierto que desconozco en cierta medida cual va a ser nuestro nivel".

 

Sobre la categoría, Nacho González ha explicado lo bonita pero a la vez dura que es la seguda categoría de división de honor. "Nuestra liga va a ser muy dura, además de que es imposible hacer pronósticos. Teucro el año pasado estaba luchando por ascender en la primera vuelta, tenían un equipo muy compensando y al final casi bajan. Tenemos que ir paso a paso, pero lo que si que puedo decir a los aficionados es que esta división es muy bonita, porque en cada partido puede pasar muchas cosas diferentes".

 

Nacho es consciente que el listón va a estar alto porque Valladolid es una ciudad histórica para el baloncesto nacional, pero explica que debemos quitarnos de la cabeza esa idea. "Somos un club nuevo, somos un club humilde, eso hay que tenerlo claro. Queremos asentarnos y ser un club con mucho recorrido, y queremos que los aficionados nos vean luchar y que se ilusionen con nuestro trabajo. Mi objetivo, como entrenador, es crear una seña de identidad en el juego del equipo.

 

Por último, el joven entrenador del Atlético Valladolid ha querido mandar un mensaje a la afición. "Los jugadores lo están dando todo en los entrenamientos y estoy seguro que van a ofrecer un rendimiento incluso superior al que yo puedo esperar de ellos. Verles entrenar es un espectáculo, y tenemos que trasladar esa energía a los partidos. De esta forma podremos competir al máximo", ha concluido Nacho González.