Nace el Instituto de Mediación de Valladolid gracias a la colaboración de la Cámara y 26 colegios

Se trata de un procedimiento alternativo a la vía judicial y arbitral, con potencialidad "contrastada" para dar soluciones "prácticas, efectivas y rentables" a determinados conflictos entre las personas.

La Cámara de Comercio y 26 colegios profesionales han creado el Instituto de Mediación de Valladolid con el fin de impulsar este sistema alternativo de gestión de conflictos, alternativo a la vía judicial y arbitral, con el fin de lograr la paz en todos los ámbitos sociales que alcanza.

  

El presidente de la Cámara, Carlos Villar, ha ejercido como portavoz de los diferentes integrantes de esta entidad en una presentación en la que han contado con el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, y el presidente de la Diputación Provincial, Jesús Julio Carnero, quienes han expresado su apoyo y colaboración al Instituto, al igual que la Universidad de Valladolid y la Miguel de Cervantes o miembros de la judicatura.

  

Carlos Villar ha recordado que en el pasado ejercicio 2015 se vio la necesidad de impulsar la mediación a través de un órgano ágil, flexible y con capacidad de aprender con la experiencia, que se ha traducido en este Instituto, presentado el Día de la Mediación, y que permanece abierto para que se puedan incorporar los colegios que aún no lo hayan hecho.

  

El Instituto nace como entidad que aglutina y coordina a todos estos colegios, los cuales se comprometen a poner a su disposición sus servicios de mediación, colegiados mediadores, expertos, divulgar las ventajas y virtudes de esta forma de resolución de conflictos y promover la comediación.

  

Cualquiera que quiera recurrir a la mediación podrá acudir a los colegios integrados en el Instituto, para lo que se pagarán unas tasas y los servicios de los mediadores, e informarse en la web de este órgano, que entrará en funcionamiento la semana que viene (www.institutomediacion.org).

  

El presidente de la Cámara ha explicado, tal y como recoge en la declaración de su creación, que los motivos para poner en marcha este Instituto pasan por que la mediación es un sistema de gestión de conflictos que cuenta con "evidentes" ventajas, entre ellas la flexibilidad y rapidez frente a sistemas tradicionales, lo que le hace "especialmente idóneo" para ofrecer soluciones en un mundo cambiante e incluso con acuerdos que es más probable que se cumplan voluntariamente.

 

ALTERNATIVA A LOS TRIBUNALES

  

Además, ha señalado que se trata de un procedimiento alternativo a la vía judicial y arbitral, con potencialidad "contrastada" para dar soluciones "prácticas, efectivas y rentables" a determinados conflictos entre las personas, pero además ha asegurado que permite mejorar la competitividad de las empresas y el trabajo de los profesionales.

  

De la misma forma, ha explicado que mediante este sistema las personas controlan sus procedimientos por encima de terceros que se ven con frecuencia obligados a imponer una solución reglada y que puede ser obligada para todos.

  

Villar ha recordado que la mediación es especialmente aconsejada para resolver conflictos personales y emocionales entre familiares o en el ámbito de la empresa familiar y asegura, según un mejor acceso a la justicia como política de la Unión Europea encaminada a obtener "un espacio de libertad, seguridad y justicia" que debe abarcar el uso de medios tanto judiciales como extrajudiciales de resolución de conflictos.

  

También ha incidido en que para las Naciones Unidas la mediación es uno de los métodos más efectivos de prevención, gestión y solución de conflictos. Asimismo, se impulsa en España por la Ley 5/2012, de 6 de julio, sobre mediación en asuntos civiles y mercantiles, que destaca "especialmente" por su capacidad para dar soluciones prácticas, efectivas y rentables a determinados conflictos.

  

La mediación además es un proceso utilizado en gran parte del mundo "con resultados probados" y cuyo uso tiende a aumentar cada año e incluso estudios internacionales han demostrado que el grado de satisfacción es mayor que en cualquier otro medio de resolución de conflictos.

  

Villar ha señalado que sus integrantes creen que una sociedad avanzada debe atender "de manera prioritaria" a la paz en todos sus ámbitos como el social, familiar, empresarial, laboral, escolar, sanitario o penal, y la mediación "ofrece un sistema adecuado para prevenir, gestionar obtener y mantener la paz".

  

"Los colegios profesionales de Valladolid estamos dispuestos a poner todos los medios a nuestro alcance para gestionar en la práctica esta concordia, haciéndola duradera y estable, convirtiendo precisamente los conflictos a través de su resolución por la mediación, en una manera de incrementar el clima de paz y concordia", señala la declaración a la que se ha referido el presidente de la Cámara.

 

APOYO INSTITUCIONAL

  

Carlos Villar ha asegurado que el Instituto está "más seguro" con el apoyo de las administraciones locales porque sus representantes también creen en la mediación, así como con las universidades, que considera que son "clave" para fortalecer en todos los ámbitos la cultura de la mediación y la resolución de conflictos en general.

  

A este respecto, el alcalde de Valladolid, tras felicitar a los integrantes del Instituto por una "iniciativa muy interesante", ha asegurado que la mediación es un "término de moda", una "figura en alza", algo que cree lógico si se tienen en cuenta los resultados en otros países, cotas de las que está lejos España, pero al mismo tiempo cree que se ha decidido recorrer el camino que la separa de ellas.

  

Óscar Puente cree que el Instituto tiene "garantizado el éxito" por el conjunto de colegios que lo integran y se ha mostrado convencido de que el diálogo y la mediación son la mejor manera de resolver los problemas.

  

Por su parte, el presidente de la Diputación de Valladolid ha incidido en que la mediación es "necesaria" y una "buena alternativa" para un asunto que conduzca a actuar a los órganos jurisdiccionales y ha añadido que a fin de cuentas con la creación del Instituto "lo que se hace es extender la alternativa de la mediación a la provincia".

  

De hecho, ha recordado que la Institución provincial cuenta con una partida en 2016 destinada a la mediación entre vecinos, algo de lo que se encargaban los alcaldes, que también son vecinos, lo que a veces es "un lastre", por ello ofrece la posibilidad de mediar y llevar a buen puerto la resolución de conflictos. Carnero ha asegurado que se utilizará el Instituto, con el que se ha comprometido a colaborar la Diputación.