Mutaz Essa Barshim y Bondarenko ponen de nuevo cerco al récord de Sotomayor

El atleta qatarí volvió a intentar superar los 2.45 del cubano: falló sus tres intentos sobre 2.46 en la Diamond League de Bruselas. Por el camino estableció la mejor marca en salto de altura desde que el legendario atleta voló en Salamanca.

El atleta qatarí Mutaz Essa Barshim se está confirmando como la mayor amenaza para el histórico récord del mundo de Javier Sotomayor de Salamanca que permanece como una de esas marcas que perduran hasta convertir a su autor en leyenda.

 

Y su rivalidad con el ucraniano Bogdan Bondarenko es el motor que puede llevar a uno de los dos por encima del tope marcado hace dos décadas. Barshim y Bonadrenko ha vuelto a poner esta noche de viernes el listón en 2.46 metros, un centímetro más allá de la cima donde lo dejó el ídolo de Limonar una tarde en Salamanca hace más de 21 años. Ha sido durante la reunión de la Diamond League en Bruselas, el Memorial Van Damme, donde el saltador qatarí y el ucraniano han vuelto a atacar el récord mundial como ya hizo Barshim el pasado junio.

 

La cita estaba apuntada en el calendario como una de esas en las que los protagonistas de uno de los mejores momentos del salto de altura a nivel mundial podían volver a poner cerco al récord del cubano.

 

En la lista de salida estaban tanto el qatarí como el ucraniano Bogdan Bondarenko, los dos que tienen en sus piernas la marca. Ambos superaron bien el dificilísimo umbral de los 2,40 metros, que nunca antes se había superado tantas veces en una sola temporada (16 con las de este evento). La diferencia la marcó Barshim en el 2,43, que superó a la primera logrando marca personal y récord de Asia. Bondarenko falló su primer intento y ambos lo apostaron el todo por el todo: pusieron el listón en 2,46 metros, un centímetro por encima del récord mundial.

 

Ambos tuvieron intentos buenos, pero no lograron superar el listón.

 

En este vídeo se pueden ver algunas fases de la competición y un intento del qatarí que demuestra que el récord está al caer. En todo caso, el resultado le vale al qatarí convertirse en el segundo mejor saltador de altura tras Sotomayor, una vez ha superado a los dos que le antecedían en la lista mundial de todos los tiempos, Bogdarenko y el legendario Patrik Sjoberg, ambos con una mejor marca de 2,42 metros.

 

Dos décadas atrás, la rivalidad con el sueco llevó a Sotomayor al Olimpo. Hoy la competencia entre Barshim y Bondarenko puede valer también un récord para la historia.

 

Eso sí, el mito cubano tiene todavía los tres mejores saltos de todos los tiempos, entre los que brillan los que fueron sus dos récords de Salamanca: el 2,43 del 8 de septiembre de 1988, otro 2,43 en 1989 y el 2,45 de julio de 1993. Eso, todavía, no se lo ha quitado nadie.

El saltador de altura qatarí Barshim. Foto: IAAF