Música y humor, ingredientes del XVI Festival del Teatro y Artes de Calle de Valladolid

La concejal de Cultura, Mercedes Cantalapiedra, con el alcalde León de la Riva en segundo plano, en la presentación del XVI Festival de Teatro y Artes de Calle de Valladolid. JUAN POSTIGO

Los más de 170 espectáculos callejeros se desarrollarán del 27 al 31 de mayo, en una edición que homenajeará a Mario Pérez Tápanes. El presupuesto asciende a 526.000 euros, un 9% más que el anterior.

Humor, color, diversión, música y situaciones espectaculares, todo ello mezclado en la coctelera del Festival Internacional del Teatro y Artes de Calle, que alcanza nada más y nada menos que su XVI edición desde su arranque en los escenarios de Valladolid. Y hablando de escenarios, la cosa va de cifras para este evento que durará del 27 al 31 de mayo, “justo después de las elecciones municipales”, como se encargó de recordar el alcalde Javier León de la Riva en la presentación de la programación este lunes.

 

Y como muestra de números, un botón. Hasta 170 representaciones en 23 espacios desperdigados por la ciudad de Valladolid. 54 compañías, divididas en 34 de la sección oficial, 5 de Estación Norte (los representantes vallisoletanos) y 15 de la sección Off (el apartado circense). Catorce estrenos, siete absolutos y siete en España. Y nada menos que hasta doce países con representación en este TAC, entre los que están algunos más previsibles como Francia, Alemania o por supuesto España a otras más exóticas como Kenia, Perú o Dinamarca.

 

“Y como nunca me olvido del presupuesto, allá va. 526.000 euros promovidos por el Ayuntamiento, con ayuda de 15.000 de la Junta de Castilla y León, otros 15.000 del Ministerio de Cultura y 30.000 de Aguas de Valladolid, principal patrocinadora del Teatro y Artes de Calle de este año”, explicó León de la Riva, antes de incidir en que se trata de “un 9% más que el pasado”.

 

PROGRAMACIÓN VARIADA

 

Y como bien es sabido, la variedad será uno de los platos fuertes del TAC, conscientes de que el público de Valladolid durante esos cinco días es de lo más variado. Así quiso resaltarlo precisamente Javier Martínez, director artístico del Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle (TAC) de Valladolid. “La línea del Festival es la misma de otros años, buscar la lista fronteriza entre los espectáculos contemporáneos y de vanguardia y lo popular”, comenzó explicando a los medios. “Entre los primeros destacarían la Compagnie Oposito, de Francia, o en el popular, Markeliñe o El espejo negro”.

 

No solo eso. El Grupo Coral Ausentes do Alentejo, que vuelve a Valladolid tras ser nombrado patrimonio cultural del mundo por la UNESCO, toda una oportunidad para que Valladolid goce de este espectáculo ‘Cante alenmtejano’, el cual por cierto gira en torno a la música.

 

“Son muchos los trabajos que están introduciendo la música como elemento dramatúrgico”, siguió Martínez. “Algunos son preciosos en este sentido. Ahí está por ejemplo la compañía gallega Matarile”. En todo caso, el director artístico quiso resaltar que “todo no vale”, ya que hay espectáculos vallisoletanos que se han quedado fuera al no dar aún la talla. “Y no pasa nada”, remarcó.

 

Por cierto que en esta ocasión se hará homenaje a Mario Pérez Tápanes, director de programación de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Valladolid de 1989 a 2014, ya que, según fuentes de la organización, “ha sido una figura clave en el desarrollo del festival durante toda su historia”.