Música tradicional japonesa y clásica española en un concierto solidario en Valladolid a favor de huérfanos de Fukushima

La música tradicional japonesa y la clásica española se fusionarán este domingo, 15 de febrero, en un concierto solidario a beneficio de la Asociación de Huérfanos Chirusapo de Iwaki, ciudad japonesa situada en la prefectura de Fukushima que se vio afectada por el tsunami y posterior crisis nuclear de 2011.

El concierto se desarrollará a partir de las 19.30 horas en el Teatro Calderón y será interpretado por la orquesta nipona Hokusai y la española Halffter, procedente de la localidad madrileña de Móstoles. Joji Hirota dirigirá a la primera, mientras que Juan Manuel Sáiz Rodrigo hará lo propio con la segunda.

 

El propio Hirota y Yoshinori Hayashi serán los concertinos, mientras que Isabel Romeo y Mónica Vedia serán las encargadas de la percusión japonesa, o Seiwa Taiko. Por su parte, África Aragón interpretará la guitarra española.

 

En la primera parte del concierto, se alternará la percusión Taiko con el preludio de 'El tambor de granaderos', de Roberto Chapí; la romanza del 'Concertino para Guitarra y Orquesta en La menor Op.72', de Salvador Bacarisse; la 'Danza de las hachas' de la 'Fantasía para un Gentilhombre', de Joaquín Rodrigo; la canción popular de Fukushima 'Shinsoumabushi'; la canción tradicional de la provincia japonesa de Akita 'Akita Ondo', y el pasodoble 'Suspiros de España'.

 

La segunda parte arrancará con un nuevo recital de tambores Taiko y seguirá con el intermedio de 'La leyenda del beso', de Reveriano Soutullo y Juan Vert; el 'Intermezzo' de las 'Goyescas' de Enrique Granados; 'El baile de Luis Alonso', de Gerónimo Giménez; la canción de Iwate, de Esashi Oiwake Maeuta; el preludio de 'La verbena de la paloma', de Tomás Bretón; el preludio de 'El bateo', de Federico Chueca, y la 'Danza ritual del fuego' de 'El amor brujo' de Manuel de Falla.

 

Con la entrada a este concierto, 'Spain & Japan in harmony', los asistentes darán un donativo de diez euros a la asociación Chirusapo, que atiende a entre 150 y 200 huérfanos de la ciudad de Iwaki, la cual es "muy similar" a Valladolid en aspectos como su tamaño o la presencia de la industria del automóvil, según explicó el representante de la asociación, José Víctor Hernández.

 

Durante la presentación de este concierto, celebrada en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid, el alcalde, Francisco Javier León de la Riva, reconoció que desde 2011 se ha mantenido una relación de ayuda entre la capital del Pisuerga e Iwaki iniciada de la mano de una alumna japonesa residente en la ciudad castellanoleonesa.