Murcia estrena un sistema público de alquiler de motos eléctricas

La concejala de Medio Ambiente.

El parque será de 150 motocicletas que se podrán alquilar por 145 euros al mes. El Ayuntamiento considera que el ahorro anual de moverse con estos vehículos ronda los mil euros.

El Ayuntamiento de Murcia ha puesto en marcha un servicio de alquiler de motos eléctricas, que cuenta con un parque inicial de 150 motocicletas, que se pueden arrendar para una jornada por 25,96 euros o para un mes por unos 145 euros. Murcia presta en colaboración con dos empresas locales, Emisiones 00 y Murcia Sobre Ruedas, este servicio cuyo precio será más asequible cuantos más días se contrate.

 

Así, el alquiler de una moto supone un precio de 64,90 euros para el fin de semana y de 99,12 euros para toda una semana. El arrendamiento incluye el seguro del vehículo, el candado y, además, la posibilidad de llevarse el casco durante el tiempo que dure el servicio.

 

La concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Murcia, Adela Martínez-Cachá, explicó que, de esta forma, se busca fomentar el uso continuado de estos vehículos, con el fin último de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y probar un innovador modelo para la movilidad sostenible. De hecho, calcula que estas 150 motos eléctricas permitirán "ahorrar más de 37 toneladas de combustible al año". "Alquilar una moto eléctrica supone un gran ahorro económico, de unos mil euros anuales, y es un medio de desplazarse ágil y sin ruidos, y se puede cargar en cualquier enchufe, además de que no contamina", subrayó la concejala.

 

Para arrendar una de estas motos, será necesario presentar el pasaporte o el documento de identidad, una tarjeta de crédito para realizar el depósito de seguridad (300 euros) y el permiso de conducir.

   

Esta iniciativa del Ayuntamiento de Murcia cuenta con el apoyo del Proyecto Europeo ELECTRA, Electric City Transport. La Concejalía de Medio Ambiente avanzó su intención de trabajar en los próximos meses en la implantación en la ciudad de una red de cargadores eléctricos y en alcanzar convenios con parkings y empresas para desplegar las infraestructuras necesarias y garantizar el uso continuado de la movilidad eléctrica.