Multas por un total de 2.635 euros para un neonazi y dos miembros del 15M por una pelea en Valladolid

La pelea que en el año 2011 protagonizarón en Valladolid un neonazi y dos miembros del 15M se ha saldado con multas por un valor de 2.635 euros por las diversas lesiones que sufrieron.

CON UN CARTEL METÁLICO DE PUBLICIDAD

 

Sin embargo, las heridas con más consecuencias fueron las sufridas por el también miembro del 15M Samuel R.S, quien tardó en curar veintidós días a causa del golpe que Adrián le propinó en el antebrazo izquierdo con un cartel metálico de publicidad que minutos antes había recogido en la calle Cánovas del Castillo.

 

Por ello, en el capítulo indemnizatorio aceptado por los tres condenados se incluyen los 1.100 euros que Adrián habrá de abonar por la agresión sobre Samuel R.S. Además, el ultra tendrá que sufragar tres quintas partes de las costas judiciales y los otros dos una quinta parte cada uno.

El juicio contra los tres implicados, previsto en el Juzgado de lo Penal número 1, no ha llegado a celebrarse al alcanzar un acuerdo el fiscal y los letrados de los acusados consistente en la imposición de distintas multas, la más elevada para el neonazi Adrián J.A, en concreto 1.275 euros en total, como autor de un delito de lesiones--inicialmente le pedían un año de cárcel--y dos faltas de lesiones.

 

Por su parte, los otros dos contendientes, Luis Fernando A.C. y Samuel R.S, del 15M, se ha conformado cada uno con una multa de 90 euros por una falta de lesiones, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El pacto entre las partes, en medio de un importante dispositivo de seguridad montado por la Policía Nacional en el Edificio de los Juzgados, cierra así un proceso cuyo origen se remonta al día 11 de junio de 2011, fecha en la que el ultraderechista Adrián J.A. y otros amigos se acercaron hasta la Plaza de Fuente Dorada, donde se hallaban acampados miembros del 15M, y empezaron a lanzar botellas y otros objetos contra las tiendas de campaña allí instaladas, además de patear carteles y pancartas e insultar a los concentrados.

 

Pero además, el enfrentamiento verbal fue a más cuando Adrián J.A, los otros dos jóvenes del 15M y un tercer miembro de este colectivo, que no ha comparecido en el juicio, se enzarzaron en una reyerta en la que los cuatro resultaron con distintas lesiones, la más grave la sufrida por el no compareciente--tuvo que recibir puntos de sutura en una ceja--, de ahí que estas lesiones acusadas por el neonazi hayan sido tipificadas como delito.

Noticias relacionadas