Multa de 7.000 euros para una empresa que activó dos semáforos en verde al mismo tiempo

La empresa tendrá que abonar casi 7.000 euros a un conductor que circulaba por la Avenida de España de Sevilla y se detuvo ante un semáforo en rojo y continuó la marcha una vez se puso en verde.

El Supremo ha condenado a una empresa de mantenimiento eléctrico al pago de una indemnización de 6.679 euros por un choque entre dos vehículos provocado porque los dos semáforos de un cruce se pusieron en verde de forma simultánea.

  

El alto tribunal ha revocado una decisión anterior de la Audiencia Provincial de Sevilla que consideró que la avería no había tenido lugar por un mantenimiento negligente de la compañía.

    

La empresa tendrá que abonar esta cantidad a un conductor que circulaba por la Avenida de España de Sevilla y se detuvo ante un semáforo en rojo y continuó la marcha una vez se puso en verde. En ese momento, fue alcanzado por otro coche que había arrancado al tener también su semáforo en verde.

  

La resolución explica que los encargados del mantenimiento enviaron a un operario que reparó los aparatos y éstos, tras funcionar unos minutos normalmente, fallaron de forma que dos semáforos incompatibles se pusieron al mismo tiempo en verde, confundiendo a los conductores.    

  

Los magistrados del alto tribunal respaldan la necesidad de incrementar "la diligencia exigible" para que se adopten medidas que eviten "consecuencias dañosas para las personas".

  

Considera, además, que en este caso el riesgo para los conductores se generó a través de una manipulación de los semáforos sin que se adoptaran "las precauciones necesarias" dado el movimiento de coches y personas en la zona.