Muguruza, Marín y Gálvez, entre las grandes estrellas del deporte femenino español en 2015

Garbiñe Muguruza con la bandeja de subcampeona de Wimbledon

La tenista Garbiñe Muguruza, la jugadora de bádminton Carolina Marín o la tiradora Fátima Gálvez han sido algunas de las líderes de otro año repleto de éxitos individuales del deporte femenino español.

Garbiñe Muguruza ha devuelto al tenis femenino español a lo más alto desde que estuvieran Arantxa Sánchez-Vicario y la actual capitana de la Copa Davis, Conchita Martínez, ya que ha conseguido que una española vuelva a estar en el 'top 3' del ranking mundial de la WTA.

La hispano-venezolana firmó un gran año 2015 y puso fin a la maldición del tenis femenino nacional de 15 años sin disputar una final de un 'Grand Slam' al alcanzar brillantemente la de Wimbledon, 19 años después de que lo hiciese Arantxa Sánchez-Vicario, donde no pudo con la estadounidense Serena Williams. Esta final, fue la única de un 'grande' en 2015 para un tenista español masculino o femenino.

Su gran recta final de temporada le permitió no sólo hacerse con su primer gran torneo, el Premier Mandatory de Pekín sino el participar en las Finales de la WTA, tanto en individuales como en dobles, siendo semifinalista en ambas.

Además, la tenista nacida en Caracas, que debutó con España en la Copa Federación, también disputó la final en Wuhan o los cuartos de final de Roland Garros, cosechando un balance de 41 victorias y 19 derrotas a lo largo de la temporada. Junto a ella surgió la figura de la joven Paula Badosa, campeona de Roland Garros junior.

Sin embargo, no sólo la raqueta de Garbiñe Muguruza ha servido para catapultar al deporte femenino español este 2015, ya que la de Carolina Marín, en bádminton, también ha sabido estar a la altura. La onubense se alzó con su segundo Campeonato Mundial consecutivo y se situó en lo más alto en una disciplina dominada por las asiáticas.

Marín también ha conseguido este año su primer torneo Superseries Premier de su carrera, el All England Open Championships, a lo que hay que sumarle los Open de Malasia y Australia, los Internacionales de Francia y el Abierto de Hong Kong.

FÁTIMA GÁLVEZ CONQUISTA SU PRIMER TÍTULO MUNDIAL

El deporte de Andalucía tuvo otra figura destacada con la cordobesa Fátima Gálvez que en septiembre se coronó como campeona del mundo en la modalidad de Foso Olímpico en la localidad italiana de Lonato, que le sirvió para sacarse la 'espinita clavada' de la plata que consiguió el año pasado en el Mundial de Las Gabias (Granada).

Gracias a este logro y otros en la Copa del Mundo o el oro en los Juegos Europeos de Bakú, la española, ya clasificada para los Juegos de Río de Janeiro, cerró el año como líder mundial de la Federación Internacional de tiro con 3.103 puntos.

BEITIA, CARBONELL Y SANZ TAMBIÉN DESTACARON

Por su parte, el atletismo femenino español también ha logrado un hito histórico de la mano de Ruth Beitia. La cántabra se convirtió, a sus 36 años, en la primera española en conquistar la Diamond League de la IAAF, aunque no pudo lograr una medalla en el Mundial de Pekín. Indira Terrero, con su plata en los Europeos en Pista Cubierta, también premió al atletismo nacional.

La catalana Laia Sanz volvió a brillar en el deporte del motor al proclamarse por cuarta ocasión campeona del mundo de Enduro, para un total ya de 17. Además ganó el Dakar en féminas y el oro en la prueba de Enduro X de los 'X Games'.

En el agua, Ona Carbonell, en natación sincronizada, se hizo con dos de las tres medallas que consiguió España en la cita mundialista tras colgarse la medalla de plata en solo técnico y la de bronce en solo libre. Jessica Vall, por su parte, conquistó el bronce en 200 metros braza, consiguiendo la única medalla española en natación en línea en este campeonato donde se ausentó por lesión Mireia Belmonte.

En Glasgow, donde se celebró el Campeonato del Mundo de natación paralímpica, la delegación femenina española logró un total de 15 medallas, entre las que destacan los dos oros conseguidos de Teresa Perales y Sarai Gascón.

Maialen Chourraut, en piragüismo, se proclamó en Leipzig (Alemania) campeona de Europa de slalom olímpico, mientras que Nuria Villarrubla ganó también un bronce y un oro por equipos en las categorías de C1 y un bronce en el Mundial. En aguas tranquilas, la palista olímpica Teresa Portela logró el bronce en el Mundial de Milán en la prueba K-1 200. Sin salir del agua, pero en la vela, Gisela Pulido, con tan sólo 21 años, se coronó por décima ocasión con el título mundial de 'kitesurf'.

Además, la halterófila Lidia Valentín reeditó su triple corona continental en la categoría de 75 kilos en los Campeonatos de Europa de Halterofilia de Tbilisi. La leonesa, que con este título suma ya 7 campeonatos europeos, se perdió los Mundiales de Houston por lesión.

Finalmente, las artes marciales también brindaron a España grandes logros. La judoca María Bernabéu se proclamó subcampeona mundial en la categoría de -70kg, mientras que Eva Calvo y Marta Calvo, en taekwondo, se congagraron como las hermanas de plata en -57kg y -62kg en los Mundiales de Chelyabinsk (Rusia), respectivamente. En karate, Sandra Sánchez se proclamó campeona de Europa en la modalidad de kata y, en kumite, las medallas de bronce fueron para Cristina Ferrer (-55 kilos), Irene Colomar (-61) y Cristina Vizcaíno (-68).