Muerte de ganado ovino en Santa Cruz de Pinares por ataques de buitres

En el día de ayer, el ganadero Miguel Ángel Pozo Lanchas fue advertido por un vecino de que una oveja estaba de parto y los buitres merodeaban por encima. Rápidamente Miguel Ángel acudió pero uno de los dos corderos que terminaban de nacer ya estaba semidevorado y muerto

UCCL denuncia la evidencia de que los buitres atacan y matan, "a pesar de que no se admita por los técnicos de la administración autonómica, vuelve a ser contundente en este último caso".

 

En el día de ayer, el ganadero Miguel Ángel Pozo Lanchas fue advertido por un vecino de que una oveja estaba de parto y los buitres merodeaban por encima. Rápidamente Miguel Ángel acudió pero uno de los dos corderos que terminaban de nacer ya estaba semidevorado y muerto. Habían comenzado a causar daños al otro cordero y a la madre, pero la rauda presencia del ganadero evitó que mataran a estos otros dos animales, hermano y madre de la victima.

 

El hecho tuvo lugar en el Monte 87 del término municipal de Santa Cruz de Pinares. Inmediatamente de ocurrir los hechos Miguel Angel llamó por teléfono a dos conocidos guardas del Servicio Territorial de Medio Ambiente, "pero ninguno se personó, uno por no poder y el otro por no contestar al teléfono".       

 

Desde UCCL  no se considera correcta esta actuación, "cuando en la reunión con los responsables de dicho Servicio Territorial el pasado día 16 de mayo se indicó (Jefe de la Sección de Espacios Naturales) a los representantes de UCCL que siempre que hubiera un ataque de la fauna silvestre se avisara para que acudieran los guardas, técnicos o celadores".

 

Una vez desde UCCL denuncian "la actitud tan cicatera de la Junta, que no trata más que de evitar así no tener que indemnizar a los ganaderos al no poder considerarse los daños de responsabilidad patrimonial".