Muere un hombre "al que le dolía el pecho" tras esperar más de una hora a una ambulancia

Al ver que la ambulancia no llegaba y al empeorar el hombre, "llegando casi a perder el conocimiento, incluso", ya que, al parecer, "le iban dando microinfartos", la familia volvió a llamar a emergencias "y fue cuando, al parecer, activaron el protocolo".

Un hombre falleció este 26 de julio en la localidad malagueña de Estepona tras esperar "entre un hora o una hora y media" a que llegara una ambulancia, según ha asegurado uno de los hijos del fallecido, Antonio Melero, quien ha señalado que desde la familia "no entendemos cómo ha ocurrido".

 

Melero ha explicado a Europa Press que su padre se empezó a sentir indispuesto, "diciendo que le dolía el pecho", alrededor de las 15.00 horas y los familiares que estaban en la casa realizaron una primera llamada a los servicios de emergencia, que le explicaron lo que tenía que hacer.

 

Al ver que la ambulancia no llegaba y al empeorar el hombre, "llegando casi a perder el conocimiento, incluso", ya que, al parecer, "le iban dando microinfartos", la familia volvió a llamar a emergencias "y fue cuando, al parecer, activaron el protocolo", ha señalado.

 

Así, Melero ha indicado que en una de las llamadas "dijeron que la ambulancia tenía que venir del núcleo de San Pedro", en Marbella (Málaga), tal y como adelantan los diarios 'SUR' y 'La Opinión de Málaga', señalando que desde allí "puede tardar 15 minutos una ambulancia, pero tardó más".

 

El hijo del fallecido ha afirmado que finalmente llegaron dos ambulancias, la primera de las cuales "no estaba preparada para la gravedad del caso". En ese momento, su padre, ha dicho, "estaba con vida" y lo atendieron en el domicilio, pero falleció cuando lo trasladaban.

 

Melero ha señalado que la casa está "a escasos minutos" de un centro de salud, a donde acudieron varias veces "a pedir auxilio y ayuda", pero "nos dijeron que no podían hacer nada, que esperáramos que llegara la ambulancia". "Es triste que en un centro de salud te digan que no pueden hacer nada estando a un minuto un hombre que se está muriendo", ha lamentado.

 

"Un cúmulo de cosas", ha indicado Melero, quien ha asegurado que la familia "queremos denunciar", para que "esto no vuelva a ocurrir", aunque primero tendrán que "analizar y estudiar todo con detalle", lamentando que una ciudad como Estepona "sólo tenga dos ambulancias y se haya reforzado, al parecer, sólo con una cuando triplica los habitantes. Es lógico que no lleguen a tiempo".

 

Desde el Defensor del Paciente han señalado en un comunicado, que al tener conocimiento de este tema, han contactado con la Fiscalía de Málaga para "solicitarle una investigación de oficio para esclarecer los hechos, ya que de todos es conocido que la actuación rápida ante un infarto puede salvar la vida, algo que es evidente que no sucedió en este caso".

 

EMERGENCIAS SANITARIAS

 

Desde el servicio provincial de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias en Málaga han lamentado, en primer lugar, el fallecimiento de este paciente y han trasladado a la familia "nuestro pesar".

 

Asimismo, a través de un comunicado, han explicado que el Centro coordinador de urgencias y emergencias de Málaga recibió una primera llamada a las 15.18 horas del lunes 25 de julio de un alertante para asistir a un paciente en Estepona que había sufrido un desvanecimiento del cuál se había recuperado".

 

Se clasificó dicha asistencia como una urgencia nivel 2, "teniendo en cuenta que el paciente se encuentra consciente", y "en ese momento se da aviso al equipo móvil de urgencias ubicado en San Pedro de Alcántara, Marbella, al encontrarse atendiendo otras urgencias los dos equipos sanitarios de cuidados críticos de Estepona".

 

"Cuando dicho equipo móvil se encuentra de camino al domicilio, se recibe una nueva llamada al centro coordinador de urgencias y emergencias en las que se detecta un agravamiento de la situación del paciente, comunicando la nueva situación al equipo sanitario de urgencias que iba en camino y activando, ante la nueva información, al equipo de emergencias 061 ubicado en San Pedro de Alcántara".

 

Así, han señalado que "la urgencia se clasifica en ese momento como de nivel 1", apuntando que "a la llegada al domicilio de la primera unidad de urgencias, a las 16.07 horas, comienza la asistencia del paciente, que tras ser evaluado por el equipo médico y antes del traslado, entra en parada cardiorrespiratoria".

 

"Los equipos sanitarios de urgencias y del 061 que estaban asistiendo al paciente, inician las maniobras de soporte vital avanzado hasta las 17.00 horas, sin que finalmente se pudiera hacer nada por salvar la vida del paciente", han indicado.