Muere Helmut Kohl, el 'padre' de la reunificación de Alemania

El excanciller alemán Helmut Kohl. Foto: EP

Mentor de Angela Merkel, impulsor de la  UE y presidente de Alemania durante 16 años, ha muerto a los 87 años de edad.

El excanciller alemán Helmut Kohl, figura clave de la unificación de Alemania, ha muerto este viernes a la edad de 87 años en su domicilio de su ciudad natal de Ludwigshafen, según han confirmado su partido, la Unión Cristiano Demócrata (CDU) y su abogado a la agencia de noticias alemana DPA. "Lloramos", ha hecho saber la CDU, el partido liderado por Kohl y por la actual canciller Angela Merkel, en un tuit coronado por la imagen del que fuera jefe del Gobierno alemán entre el 1 de octubre de 1982 y el 27 de octubre de 1998, años instrumentales para entender el actual estado de Europa. Con la muerte de Helmut Kohl desaparece uno de los grandes mitos vivientes de la historia contemporánea: el ex canciller alemán, fallecido este viernes a los 87 años, contribuyó como pocos a modelar la Alemania y la Europa actuales.

 

Padre de la reunificación alemana, impulsor de la Unión Europea (UE) y mentor de la canciller Angela Merkel, el cristianodemócrata (CDU) cosechó tantos admiradores como detractores en más de medio siglo de carrera política, con un estilo sin medias tintas y una complexión corpulenta que imponía respeto con su mera presencia. "Kohl convirtió los sueños en realidad", resumió el ex presidente de la Comisión Europea y ex primer ministro italiano Romano Prodi en septiembre de 2012 durante las celebraciones por los 30 años de la llegada de Kohl a la cancillería.

 

El hombre que más tiempo comandó el Gobierno alemán (1982-1998) agradeció entonces durante el aniversario a sus antiguos rivales por forzarlo a superarse a sí mismo y formuló un escueto y sugestivo balance de legado: "Fue un tiempo fantástico". Muchos entendieron la frase como una reconciliación final.

 

Nacido en la ciudad occidental de Ludwigshafen el 3 de abril de 1930 en una familia católica y conservadora, Kohl entró en la CDU con sólo 18 años. Iniciaba así una carrera fulgurante que incluyó 40 años como diputado, siete como primer ministro del 'land' de Renania-Palatinado, 16 como canciller y 25 como presidente de la CDU. Siempre confiado en la posibilidad de la reunificación alemana, la impulsó como nadie: lideró las arduas negociaciones con los líderes soviético Mijail Gorbachov y estadounidense George Bush, disipó los reparos de las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial y reaccionó rápidamente a la caída del Muro de Berlín en 1989 con un plan de diez puntos para "superar la división de Alemania y de Europa".

 

 

REUNIFICACIÓN DE ALEMANIA

 

El gran legado de su vida se vio culminado el 3 de octubre de 1990. Una foto de ese día muestra a Kohl entre su mujer, Hannelore, y el entonces presidente Richard von Weizsäcker. El canciller levanta la cabeza hacia el cielo con los ojos cerrados y una sutil sonrisa de alivio. Kohl auguró esplendor y "paisajes florecientes" en una Alemania reunificada, pero pronto quedó claro que sus promesas tardarían en cumplirse.

 

La brecha entre este y oeste era demasiado profunda, la verdadera unificación resultó una empresa más lenta y más cara de lo esperado. Incansable impulsor de la integración europea, apoyó medidas decisivas como el Acta Única de 1986 (para la creación del mercado interior y la profundización de la cooperación), el Tratado de Maastricht de 1992 (para la creación de la Unión Europea) o la introducción del euro. En reconocimiento a ese papel, en 1998 fue nombrado ciudadano de honor de Europa por el Consejo Europeo. También fue galardonado con el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y el Premio Carlomagno.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: