Muere el político vallisoletano Dionisio Miguel Recio a los 73 años

Foto: abc.es

Fue director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, presidente del desaparecido club de Balonmano de Valladolid y colaborador de este periódico.

El 'popular' vallisoletano Dionisio Miguel Recio ha fallecido este miércoles a los 73 años en Valladolid, según han confirmado a Europa Press fuentes del PP.

  

Profesor de Ciencias Sociales y especialista en Matemáticas, inició su carrera política en 1970, cuando fue nombrado concejal del Ayuntamiento de Pedrajas de San Esteban (Valladolid), cargo en el que permaneció hasta 1979.

  

En 1983 fue elegido alcalde de la localidad, sillón que mantuvo en las sucesivas legislaturas. En 1987 consiguió el escaño de diputado por Valladolid en la candidatura de Alianza Popular, pasando a desarrollar las labores de portavoz de su grupo político y responsable de Economía y Hacienda, Acción Territorial, miembro del Patronato de Turismo Provincial y vicepresidente de la Institución hasta enero de 1995, fecha en la que fue nombrado, por la junta de consejeros del Gobierno de Castilla y León, director general de Turismo de la Comunidad, cargo en el que cesó en el 2001, siendo nombrado poco tiempo después coordinador general de Cultura de la Consejería de Cultura. Siempre se le recordará por su impulso turístico a la provincia de Valladolid, donde fue el principal valedor de Turisvall.

  

Fue, además, el primer director de la Fundación Siglo, cuyo fin era gestionar actividades culturales en materia de lengua, música y patrimonio, y su cometido más inmediato, en un principio, fue la gestión de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León.

  

Más tarde se amplió su actuación a las artes escénicas y a las artes plásticas, con el objetivo de ocuparse de toda la promoción cultural de la Comunidad de Castilla y León. Con posterioridad estuvo fuertemente vinculado al Balonmano Valladolid, club que presidió entre los años 2004 y 2012. También fue colaborador de este periódico con una columna de opinión que escribía con asiduidad.