Muere de manera repentina Toño Garnacho, impulsor del balonmano en Valladolid

Antonio Garnacho.

Actual director deportivo del Atlético Valladolid, fue uno de sus fundadores y también había trabajado en el ámbito político al ser nombrado primer director de la Villa de Almenara Puras.

Duro golpe para el balonmano vallisoletano y la sociedad en general. Este viernes ha fallecido de manera repentina Antonio 'Toño' Garnacho a la edad de 55 años. Estaba casado y tenía un hijo.

 

En la actualidad, Toño Garnacho era el director deportivo del Atlético Balonmano Valladolid, club del que fue fundador. Pero fue uno de los impulsores del balonmano en Valladolid en todas sus facetas: jugador, entrenador y gran conocedor de este deporte. En 1991 fue uno de los socios fundadores del Club Balonmano Valladolid y en 2013 presentó su candidatura a la presidencia del club. Un año más tarde tomaba las riendas del recién nacido Atlético Valladolid como vicepresidente junto a la presidencia de Juan Carlos Sánchez-Valencia. Toño Garnacho fue el encargado de confeccionar la primera plantilla del equipo que disputó por primera vez la competición de División de Honor Plata en la temporada 2014-15.

 

En junio de 2015 abandonaría el club junto a Sánchez-Valencia, pero desde el pasado mes de enero de 2016 Toño Garnacho había vuelto al Atlético Valladoild para tomar las riendas de la dirección deportiva del club, faceta en la que trabajaba en estos momentos.

 

Además del balonmano, Toño Garnacho estaba vinculado en la actualidad a la Universidad Europea Miguel de Cervantes y fue el primer director de la Villa Romana de Almenara Puras, proyecto impulsado desde la Diputación Provincial. Ligado a la política, ejerció como concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda durante el anterior mandato municipal y asumió la portavocía del Grupo Municipal entre 2012 y 2015. También fue profesor en el colegio Nuestra Señora de Lourdes de la capital vallisoletana.