Mucho Atleti para el Pucela

El Real Valladolid no pudo conseguir la segunda victoria de la temporada y cayó derrotado por 0-2 ante un Atlético que barrió en la segunda parte. Raúl García y Diego Costa hicieron los goles.

FICHA TÉCNICA.

 

RESULTADO: REAL VALLADOLID, 0 - ATLÉTICO DE MADRID, 2 (0-0, al descanso).

 

ALINEACIONES.

 

REAL VALLADOLID: Mariño; Rueda, Peña, Bergdich, Rukavina; Rossi, Sastre, Ebert (Alcatraz, min.82), Omar (Osorio, min.56); Guerra (Manucho, min.74) y Rama.

 

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Manquillo, Godín, Luis Filipe, Miranda; Mario Suárez, Gabi, Koke (Baptistao, min.84), Raúl García (Cebolla Rodríguez, min.76); Diego Costa y Villa (Arda Turan, min.57).

 

GOLES:

   0 - 1, min.56, Raúl García.

   0 - 2, min.71, Diego Costa.

 

ÁRBITRO: Álvarez Izquierdo (c.catalán). Amonestó con tarjeta amarilla a Mario Suárez (min.16) y Gabi (min.68) en el Atlético; y a Sastre (min.12) y Rossi (min.56) en el Real Valladolid.

 

ESTADIO: Nuevo Zorrilla, 16.900 espectadores.

No pudo ser. El Pucela tendrá que esperar al menos hasta el próximo martes para buscar la segunda victoria de la temporada tras hincar la rodilla frente al Atlético por 0-2, con Raúl García y Diego Costa como goleadores.

 

El Pucela dio la cara en la primera parte, pero en la segunda los colchoneros salieron como un auténtico vendaval y se adelantaron por medio de Raúl García. Solo Mariño fue capaz de salvar a un Pucela que poco a poco se vino abajo hasta que Diego Costa puso la puntilla.

 

Pese a lo que muchos pudieran pensar antes de arrancar el partido, el Real Valladolid tuvo una buena actuación en los primeros 45 minutos, sabiendo atar de pies y manos al Atlético por momentos, llegándose al descanso con un justo marcador de 0-0, pero que bien podía haber sido 1-0 si Omar o Ebert hubieran tenido un poco más de acierto.

 

El alemán estuvo cerca de ver puerta primero con un cañonazo desde lejos que se marchó fuera, mismo destino que encontraría una buena internada de Omar por la derecha, pero el gol no llegaba. El Atleti también tuvo la suya pasada la media hora, cuando un centro de Koke en una falta lo remató Miranda al larguero.

 

Eso sí, las ocasiones tuvieron que esperar, ya que ambos conjuntos pasaron los primeros veinte minutos de tanteo. Al Pucela le faltaba Óscar y al Atleti Arda Turan, que entraría más tarde, por lo que la pelea en el centro del campo se hizo bastante intensa pero acabó sin claro dominador. En esas se llegó al descanso con la sensación de que el reparto de puntos era lo más justo por lo visto sobre el campo.

 

La segunda parte fue completamente diferente. El Atleti salió en tromba y poco tardó Raúl García en estrenar el marcador elevándola por encima de Mariño, que bastante hizo con salvar la siguiente en un mano a mano de Diego Costa. El Pucela estaba KO y los colchoneros tenían el partido justo donde querían.

 

Poco a poco el Pucela supo reponerse, pero ya era tarde. De hecho a punto estuvo de igualarse el marcador en una jugada embarullada para el Pucela en un córner, pero nadie fue capaz de rematar lo que hubiera sido un gol seguro. Acto seguido llegó el segundo mazazo. Diego Costa cazó un balón filtrado por la defensa para volver a quedarse solo contra Mariño, esta vez con mejor resultado. La cosa se ponía demasiado complicada.

 

Los blanquivioleta comenzaron a disolverse como un azucarillo sobre el campo mientras el Atleti se gustaba. La afición colchonera, cerca de 2.000 forofos que se trasladaron a Zorrilla, disfrutaron de lo lindo viendo como su equipo se paseaba por Zorrilla. Bien es cierto que la entrada de Manucho y Osorio dio un nuevo aire al Pucela, pero no hubo resultado.

 

Cerca estuvo el colombiano de recortar diferencias en el 80 cuando se quedó solo ante Courtois, pero en lo que consiguió regatear al portero tres defensas estaban tapando la portería y uno de ellos se encargó de despejar el disparo. No era el día del Pucela.

 

Así fueron transcurriendo los minutos, con el Atleti cómodo con el marcador a favor y margen para dejarse llevar. Los rojiblancos pudieron ampliar el marcador por medio de Baptistao y del propio Diego Costa, pero no habría más goles. Más le vale al Pucela sacar algo positivo el próximo martes en la visita al Ciudad de Valencia si no quiere empezar a coquetear con los puestos de descenso.