Mourinho desmiente al Chelsea y dice que "prescindieron" de él

El entrenador portugués José Mourinho, que el jueves dejaba su cargo como técnico del Chelsea, ha asegurado que no quiere tomarse un año sabático y afirma estar orgulloso de las dos últimas temporadas vividas en el club londinense.

Solo siete meses después de conseguir la Premier League, el mal inicio de temporada y la situación del equipo, que se encuentra a un punto del descenso, ha sido suficiente para que tuviese que dejar su puesto al frente de la dirección deportiva del Chelsea, aunque en ese mismo comunicado se manifiesta su deseo de regresar cuanto antes a los banquillos.

"No se tomará un año sabático, no está cansado así que no lo necesita. Ya está a la espera de ofertas", declaran sus representantes en dicho escrito. "José no asistirá a partidos de perfil alto para evitar especulaciones sobre su futuro, aunque continuará apoyando a sus amigos en los campos de entrenamiento", se afirma.

A pesar de su marcha, Mourinho dice estar feliz y no arrepentirse de volver a un club en el que ha ganado tres títulos ligueros durante dos períodos en el cargo. "José Mourinho está muy agradecido de haber vuelto al Chelsea y ser capaz de ganar otra vez la Premier, un título que hacía muchos años no se conseguía", continúa el comunicado.

"Está inmensamente orgulloso de los ocho trofeos que ha conseguido en el club londinense y da las gracias a la afición por su apoyo en sus dos etapas en el Chelsea", afirma.

"Durante su carrera, José Mourinho ha elegido dejar los clubes en los que ha estado, pero el Chelsea es el primero que decide prescindir de él", concluye el comunicado, en el que se desmiente que su marcha fuese "de mutuo acuerdo", como había informado el club.

Por último, Mourinho manifiesta que continuará viviendo en Londres pero no tiene planes para el futuro.