'Mou' desoye a Florentino y atiza: "Mientras yo sea entrenador del Madrid va a jugar Diego López; es mejor portero que Casillas"

Mou también cargó contra Pepe del que dijo que está "frustrado por una razón con nombre y apellidos: Raphael Varane".

Jose Mourinho ha estallado... una vez más y lo ha hecho desoyendo el consejo de su presidente, Florentino Pérez, que pidió unidad y "unión" en el vestuario hasta final de temporada. Así, el técnico portugués se ha despachado a gusto contra Pepe y Casillas pero no han sido los únicos, en unas nuevas declaraciones explosivas. ¿Quieres conocer las 'perlas' de Mou'?

 

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, recalcó este martes que la única motivación que le ha llevado a poner a Diego López en detrimento de Iker Casillas es que le gusta "más como portero" y que no hay "nada personal", mientras que también respondió con dureza a Pepe, que defendió al mostoleño, en su opinión, por un tema de "frustración" por verse desplazado del equipo "por el futuro" del conjunto blanco, el francés Raphael Varane.

  

"Mi mensaje, para que una vez por todas lo entendáis: soy entrenador, me contrataron para eso y un entrenador tiene la responsabilidad de elegir quién juega, y no lo hago con una moneda, lo hago pensando, discutiendo y analizando muchas horas mis decisiones y viendo partidos. Me gusta más como portero que Iker, es simple, no hay nada personal y no quiero perjudicar a nadie", aseveró Mourinho en rueda.

  

Así, dejó claro que del gallego le gusta "que juega bien con los pies, que sale bien a los centros, que domina el espacio aéreo". "Iker es un fenómeno, hace paradas fantásticas y puede decir que a él le gusta un entrenador más como Del Bosque, con otro tipo de perfil, manejable como no se quién, más ofensivo que Mourinho, más defensivo que Mourinho y es legítimo", recalcó.

  

Por ello, insistió que tiene la "legitimidad" para decir que prefiere a Diego López. "Y mientras sea entrenador del Real Madrid va a jugar Diego López. No tiene historia, es simple. Acepto que digan que Iker Casillas es 20 veces mejor, pero Diego López es mejor, es simple", sentenció, al tiempo que aseguró que en el club le "argumentaron" por qué el lucense no podía venir para la segunda temporada y volviendo a lamentar no haber sido "suficientemente persuasivo" para haberle fichado.

  

Además, también respondió a Pepe. "Pienso que es muy fácil de analizar, su problema tiene un nombre: es Raphael Varane, y no tiene más historia", indicó. "Él y Sergio Ramos son el futuro del Real Madrid", añadió al señalar que el francés será titular en defensa ante el Málaga junto con Nacho, al que quiere "en un momento de evolución", Albiol, que "lo merece porque hizo un gran partido ante el Atlético", y Coentrao.

  

De todos modos, el de Setúbal aseguró que sólo ha hablado del central porque se lo ha pedido la prensa. "Tienes que ser muy inteligente, y normal como yo y casi todos en esta sala, para entender que estamos hablando de frustración", aseveró con contundencia.

 

"No es fácil que con 31 años seas atropellado por un niño de 19, es ley de vida, pero quien tiene el coraje de ponerle soy yo. La vida de Pepe ha cambiado deportivamente, de titular indiscutible dejó de serlo y es una decisión mía que no tiene discusión pública, porque casi todas las mías la tienen. No tengo ningún problema con él, tengo que intentar ser honesto y pienso que deben ser muy pocos los que piensan que el futuro no es Varane", prosiguió.

 

INIESTA DEBERÍA PREOCUPARSE MÁS POR MESSI

  

Tampoco se 'escapó' Andrés Iniesta, que mostró su extrañeza por lo que estaba sucediendo con Casillas. "Es libre de decir lo que piensa o quiera, a pesar de que pienso que se debería preocupar de su club y sus compañeros y del hecho de que cuando no está Messi su equipo es tan diferente", apuntó.

  

Mourinho, pese a las fricciones que está teniendo ahora con los jugadores, dejó claro que no se siente "traicionado por nadie" y que "amigos se quedan siempre" en cada club por el que ha pasado. En este sentido, advirtió que se ha "planteado continuar" y respecto a la posibilidad de que la afición piense que esté forzando su despido fue claro. "Piensa lo que vosotros vendéis, y para que no queden dudas voy a cobrar hasta el último día en que trabaje, ni un euro más", zanjó.

  

"Me siento bien, normal, y entiendo perfectamente que el mundo del fútbol no es diferente al de la sociedad en general y ésta se está transformando y yendo en direcciones de unos principios, que no son los míos. El fútbol también es consecuencia de eso y es un mundo muy hipócrita", añadió al respecto

  

Por otro lado, el entrenador madridista quiere acabar bien lo que queda de temporada, empezando por mantener la condición de invicto en el Santiago Bernabéu lo que "ninguno de los 'grandes' ha logrado". "Nos faltan dos partidos y es importante. ¿Existe un título? No. ¿Me hace estar feliz? No. Pero merece la pena intentar no perder", opinó.

  

Así, pidió concentración de cara a la visita del Málaga, un equipo que "es peligroso y puede ganar en el Bernabéu". "Si no jugamos a tope será difícil porque juega muy bien y defiende bien", avisó. "Queremos terminar segundos, no es suficiente, pero es el único objetivo que podemos lograr", concluyó.