Motauros se pone en contacto con 35 afectados por el brote de salmonelosis

Imagen del asado del cerdo donde se pudo producir la salmonelosis.

El propietario del puesto que asaba un cerdo para vender su carne en bocadillos, también ha contactado con algunos moteros y se ha mostrado "preocupado" por lo ocurrido.

La organización de Motauros, la concentración motorista invernal celebrada en Tordesillas (Valladolid) el pasado fin de semana, ha contactado hasta el momento con 35 afectados por el posible brote de salmonelosis que pudo tener su origen en uno de los puestos de comida que se instaló en el lugar donde se desarrolló la cita.

  

Así lo ha confirmado en declaraciones a Europa Press el presidente de la asociación que organiza la cita, el Motoclub Tordesillas, Juan Carlos Ruiz, quien ha asegurado que lleva dos días "literalmente pegado al teléfono" para contactar con estas personas, dado que además ha puesto su teléfono a disposición de los mismos en las redes sociales y ha contactado también con Sanidad.

  

Ruiz ha ofrecido a los afectados, la mayoría de Valladolid aunque también de otros puntos de España como Valencia, Madrid, Sevilla o Navarra, modos de contactar con el puesto de comida en el que presuntamente pudo producirse este brote, el llamado 'Psicólogo', procedente de Portugal, con cuyo responsable, Carlos, también ha hablado el presidente del motoclub organizador de la concentración, quien ha asegurado que ha ofrecido colaboración y está "preocupado" por lo ocurrido. Además, él mismo se ha puesto en contacto con algunos afectados.

  

Los afectados han sufrido trastornos gastrointestinales y Juan Carlos Ruiz ha asegurado que tiene contabilizadas unas seis o siete personas que han precisado ingreso hospitalario, aunque la mayoría ya han recibido el alta, en lugares como Valladolid, Palencia, Valencia o Madrid.

 

CONOCIDO HABITUAL

  

Se da la circunstancia de que el citado puesto de comida, que lleva cinco años en Motauros y ha estado en otras concentraciones en la provincia, asa un cerdo que sirve en bocadillos con una salsa, en la que se apuntaba que podría estar el brote. Sin embargo, Juan Carlos Ruiz, tras hablar con el responsable del establecimiento, ha aclarado que este aspecto es poco probable, dado que la salsa no lleva elaboración, sino que está compuesta por el agua que suelta el cerdo, que después se adereza y a la que sólo se añaden algunos condimentos.

  

Precisamente por esta razón, tanto el propietario del puesto como el propio presidente del Motoclub consideran que la bacteria podría encontrarse en algún recipiente o por otra causa, algo difícil de comprobar porque este tipo de establecimientos, a diferencia de otros, no tienen obligación de guardar muestras de los alimentos servidos.

  

Los puestos no los instala la organización, que ofrece su espacio a los establecimientos que tienen que solicitar la correspondiente licencia municipal y tramitar los permisos que sean necesarios, aunque muchos de ellos repiten en esta y otras concentraciones, como en este caso.

  

La salmonella es una bacteria que puede encontrarse en los alimentos, el agua y el medio ambiente contaminados con heces procedentes de animales o personas infectadas.

  

Estos gérmenes pasan a los alimentos a través de manos sin lavar, superficies de trabajo sucias o de otros alimentos crudos, contaminados o insuficientemente cocinados; los huevos y sus derivados poco cocinados o crudos (mayonesas, clara batida y cremas), las carnes y el pescado son los alimentos más frecuentemente contaminados, aunque la salmonela también puede encontrarse en mariscos y otros alimentos.

Noticias relacionadas