Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Motauros lamenta la suspensión de Pingüinos pero cree que hará aumentar sus inscripciones

El presidente del Moto Club Tordesillas, Juan Carlos Ruiz, espera que no haya overbooking en esta concentración motera que surgió en la villa del Tratado en 2001, después de que Pingüinos dejara Tordesillas.

Dice el refrán que a río revuelto, ganancia de pescadores. Esto es lo que puede ocurrir con la suspensión de la concentración motera de Pingüinos en su edición de 2015. Tras el ofrecimiento de varias localidades que se postulan como sede, previsiblemente los más beneficiados serán sus vecinos de Tordesillas, donde cada año se celebra la Concentración Motera Internacional Motauros en la tercera semana de enero. No obstante, desde el Moto Club Tordesillas prefieren ser prudentes.

 

Su presidente, Juan Carlos Ruiz, dice que la palabra no es “beneficio” y lamenta la pérdida de Pingüinos este 2015, aunque sí reconoce que puede haber una “gran repercusión” en Tordesillas. “Suponemos que haya mucha gente que decida no quedarse en blanco, respetar cita y, por descarte, venir a Motauros, espero que no recibamos un exceso de participantes y no tengamos overbooking”.

 

Ruiz recuerda que la concentración de Motauros suele tener unos 8.000 inscritos, aunque hace cuatro años llegaron a superar los diez mil participantes. En este sentido, el presidente del Moto Club de Tordesillas dice que “si la gente decide moverse masivamente, podemos tener un serio problema. No es lo mismo organizar una concentración para 8.000 personas que para el doble”.

 

A pesar de las lógicas precauciones, “Motauros está preparado”. “Nuestro plus es la seguridad en la zona de acampada y la cercanía con una localidad como Tordesillas, con un potencial turístico y hostelero tremendo”, dice Juan Carlos Ruiz, quien descarta “a día de hoy” que Pingüinos pudiera regresar a Tordesillas, lugar donde se originó y donde se celebró hasta el año 2000.

 

Juan Carlos Ruiz recuerda que los comienzos fueron “muy duros”. “Nuestra primera concentración en 2001 se saldó con apenas 600 inscritos, fue un desastre”, confiesa antes de recordar que en aquella ocasión contaron con el cantante Loquillo. “Hemos sido pioneros en contar con conciertos de rock”, asegura. Pero el trabajo y la ilusión dieron sus frutos y poco a poco la Concentración Motera Internacional se fue asentando hasta aumentar exponencialmente el número de inscritos. Este año, previsiblemente, se podrá alcanzar un nuevo récord.

Noticias relacionadas