Morirse en España cuesta entre 300 y 500 euros más desde la subida del IVA al 21%

TRIBUNA

El precio de los servicios funerarios en España ha aumentado entre 300 y 500 desde la subida del IVA del 8 al 21 por ciento en 2012, el más alto para este servicio entre los países europeos.

La subida del IVA del 8 al 21 por ciento en 2012 ha provocado que morirse en España haya tenido un coste de hasta 500 euros más en apenas tres años, situando a nuestro país en lo más alto para este servicio entre los países europeos, según constata la Asociación Española de Servicios Funerarios PANASEF.

 

"La subida del IVA en los servicios funerarios ha supuesto un incremento añadido de entre 300 y 500 euros para las familias de las 400.000 personas que fallecen anualmente en España", explica el presidente de PANASEF, Juan Vicente Sánchez-Araña.

 

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, en 2014 fallecieron un total de 395.045 personas --193.816  mujeres y 201.229 varones--, un 1,2 por ciento más que en 2013 y un 20% menos que la media de los países de la Unión Europea, que se sitúa en un 10,2 por mil.

 

Los meses en los que se produjeron más muertes en España fueron enero, febrero, marzo, noviembre y diciembre pues, según indica Sánchez-Araña, "estos son los meses en los que, habitualmente, y debido principalmente a las bajas temperaturas, hay más fallecimientos en todo el país".

 

Por comunidades autónomas, las defunciones crecieron en todas las regiones excepto en Cataluña, Extremadura, Galicia, Madrid y Ceuta. Concretamente, la tasa bruta de mortalidad se encontraba por debajo del 7 por mil en Ceuta, Melilla y Madrid, mientras que Aragón (10,3 por mil), Galicia (10,9 por mil), Castilla y León (11,2 por mil) y Asturias (12,2 por mil), presentaban las tasas más elevadas.

 

Para el presidente de PANASEF, "estas variaciones en las tasas anuales de mortalidad son debidas, sobre todo, al envejecimiento de la población en determinadas zonas, especialmente en las rurales".

 

Con respecto a Europa, España, con una tasa de mortalidad del 8,5 por mil, está un 20 por ciento por debajo de la media de la UE. Los países que presentan una tasa más alta son Ucrania (15,72 por mil), Bulgaria (14,3 por mil), Rusia (13,83 por mil) y Serbia (13,71 por mil). Por el contrario, Turquía (6,12 por mil), Irlanda (6,45 por mil), Albania (6,47 por mil) o Islandia (7,13 por mil) presentan las tasas más bajas.