Morgan Freeman sufre un accidente de avión pero sin daños personales

Morgan Freeman sale ileso de un accidente de aviación. El veterano actor vivió uno de los peores momentos de su vida el pasado sábado, cuando el avión privado en el que viajaba rumbo a Houston (Texas), tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en Tunica, a unos 60 kilómetros al Norte, según adelantó WMC Action News 5 (NBC).

El oscarizado intérprete tranquilizaba a sus seguidores y explicaba los motivos del percance que sufrió en un accidente de aviación. "A veces las cosas no salen según lo planeado y un neumático estalló durante el despegue, lo que provocó otros problemas. Pero gracias a mi excelente piloto Jimmy Hobson, nosotros aterrizamos sin ningún rasguño", dijo Freeman. "No puedo decir lo mismo de mi avión. Agradezco la preocupaciones y oraciones por nuestra seguridad", añadía la estrella cinematográfica.

 

EL ACTOR Y EL PILOTO DE SU AVIÓN PRIVADO SALEN ILESOS DE UN ATERRIZAJE DE EMERGENCIA 

 

Freeman, que se encuentra rodando la serie The Story of God, es un excelente piloto y lleva años volando en aviones privados, siendo su mentor el piloto que le acompañaba en el momento del percance. "Él es un instructor excelente. Me ha llevado todo este camino hasta el final. He tenido un gran momento. Cada oportunidad que tengo, vuelo por mí mismo", comentaba recientemente a la publicación Airport Journals.

 

UNO DE LOS NEUMÁTICOS ESTALLÓ EN EL DESPEGUE Y SE VIERON OBLIGADOS A TOMAR TIERRA EN TUNICA

 

Este infortunio sin consecuencias se produce siete años después del grave accidente de coche que el artista de 78 años sufrió en el estado de Mississippi, y por el que fue ingresado en Memphis en estado grave. Tras someterle a una complicada operación, Freeman recibía el alta seis días después, aunque los nervios y los tejidos de sus brazos quedaron bastante afectados. Gracias a un arduo trabajo de rehabilitación, el actor recuperó toda la movilidad y se encontraba en plena actividad profesional.