Morán: "Hace años me propuse escribir una historia en cuyo trasfondo anduviese La Ilustración Española"

Ignacio Morán Rubio en la publicación de su novela histórica. BORIS GARCÍA

Ignacio Morán Rubio ha presentado este viernes su novela histórica 'El Valle de Santa María'. Tras recoger, el pasado 30 de abril, el III Premio Literario 'Villa del Libro de Urueña 2013', por fin ha visto cumplir su sueño con esta publicación. 

La Diputación de Valladolid ha presentado este viernes, 2 de mayo,  en la Cúpula del Milenio la novela ganadora del Premio Literario ‘Villa del Libro de Urueña 2013’. El alcalde de Medina de Río Seco, Artemio Domínguez González; el periodista y escritor Ramón García Domínguez; y la concejal de Cultura, Comercio y Turismo de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, han presidido el acto de presentación.

 

La novela ‘El Valle de Santa María’ de Ignacio Morán Rubio recibió el pasado 30 de abril el III Premio Literario Villa del Libro. Galardón que ha permitido al autor publicar la obra y beneficiarse de una dotación económica de 15.000 euros.

 

 

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, al entregar el premio, explicó: “el autor denuncia en su novela que el peor enemigo de una sociedad es el inmovilismo y la ignorancia, y apuesta por la difusión de la cultura. Cuestión a la que se ha dedicado históricamente la Diputación de Valladolid y tarea a la que sigue dedicada como demuestran esta Villa del Libro y el premio que hoy entregamos”.

 

‘El Valle de Santa María’ logró el premio por “la atinada recreación de una época histórica de la Castilla rural del siglo XVIII; por su acertada estructura narrativa; por la vigorosa construcción y desarrollo del personaje protagonista; y por la adecuación del lenguaje a la historia narrada”, así lo justifico el jurado el pasado 30 de abril.

 

Su autor, Ignacio Morán Rubio, docente, escritor y articulista en varias publicaciones, ha agradecido este viernes a la Diputación, la posibilidad que le han dado para publicar su novela. “El libro que hoy presentamos al criterio de los lectores es fruto del empeño personal que viene ya de lejos. Hace años me propuse escribir una historia en cuyo trasfondo anduviese la ilustración española. Siempre me emocionó la esperanza y coraje que trajeron un puñado de intelectuales formados más allá de Los Pirineos, a la desolación de aquella sociedad instalada en la autocontemplación y el inmovilismo”, asegura el autor.