Montoro pulsa el 'enter' para dar inicio a la tramitación de las cuentas del próximo ejercicio

Montoro ha utilizado una tablet para enviar los nuevos Presupuestos al presidente de la Cámara Baja

La I+D y el fomento del empleo serán dos de las políticas prioritarias del anuevo año con los mayores incrementos. 

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha enviado este martes al presidente del Congreso, Jesús Posada, el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015, por vía electrónica por primera vez, y ha dado así el pistoletazo de salida a la tramitación de las cuentas del próximo ejercicio.

 

Como es habitual, el ministro ha posado ante los fotógrafos en el Patio de Floridablanca de la Cámara Baja poco antes de las 10.00 horas, acompañado por sus tres secretarios de Estado: de Presupuestos, Marta Fernández Currás; de Hacienda, Miguel Ferre; y de Administraciones Públicas, Antonio Beteta.

 

Esta vez, sin embargo, Montoro no ha posado con ninguno de los elementos del presupuesto, cosa que sí ha hecho tras entregar al presidente del Congreso el 'pen drive' y los tomos que recogen el detalle de las cuentas públicas en la sala de pasos perdidos.

 

Además, como novedad, el ministro ha utilizado una tableta electrónica para, a golpe de dedo índice, enviar por vía electrónica el archivo de 141 Mb que contiene las cuentas del año próximo a un monitor táctil, a través del cual Posada ha podido acceder a la portada del libro amarillo que, no obstante, no estará colgado en la web de Hacienda junto con el resto de los tomos hasta las 11.00 horas. "Cada vez tenemos más avanzada tecnología", ha comentado el presidente de la Cámara.

 

Al acto de entrega de los Presupuestos han asistido también otros responsables del Ministerio de Hacienda y algunos diputados 'populares' de la Comisión de Presupuestos, cuyo presidente, el socialista Alfonso Guerra, no ha estado sin embargo presente para escenificar la entrega de los presupuestos como es habitual, algo que ya sucedió también el año pasado.

 

AFIANZAR LA RECUPERACIÓN 

 

El Presupuesto de 2015 tiene como principal objetivo, según el propio ministro Montoro, afianzar la recuperación económica y consolidar la creación de empleo, atendiendo a la cohesión social y garantizando la consolidación fiscal, con un objetivo de déficit del 4,2%, frente al 5,5% con que debe cerrarse este ejercicio, cuya consecución se fía en gran medida al aumento del PIB, que según las previsiones será del 2%.

 

Esto supone una reducción del techo de gasto del 3,2% con respecto al de 2014, hasta los 129.060 millones de euros, resultado de una previsión de ingresos de 133.712 millones de euros (+4,3%) cuya obtención dependerá en gran medida de la reforma fiscal presentada por el Gobierno, y que también se está tramitando en la Cámara Baja para que entre en vigor el próximo 1 de enero.

 

Así, el gasto no financiero de los ministerios estará limitado a 62.946 millones (-5,1%) mientras que la partida para financiar los intereses de la deuda se reducirá un 3% hasta los 35.490 millones. Por el contrario, otros gastos no ministeriales (órganos constitucionales, clases pasivas o relaciones financieras con la UE, entre otras cosas) subirán un 1%, hasta 30.623 millones.

 

Entre los anuncios estrella recogidos por el Ejecutivo en este proyecto de ley figura el Plan Crece, que contará con 2.187 millones de euros para impulsar el crecimiento, la competitividad y la eficiencia y que se destinarán a la I+D, a acciones para pymes y al desempleo juvenil, entre otras cosas.

 

Y es que la I+D y el fomento del empleo serán dos de las políticas prioritarias el próximo año, con un incremento presupuestario del 4,8% y del 16,5% respectivamente, seguidas por la educación (+4,5%) y la cultura (+4,4). La inversión pública, por su parte, se incrementará un 6%.

 

PRESTACIONES Y FUNCIÓN PÚBLICA

 

Con respecto a las grandes partidas del Presupuesto, el ministro de Hacienda ya avanzó que el gasto en prestaciones bajará en 4.100 millones por la mejora del empleo y la menor cantidad de personas en el paro mientras que las pensiones subirán al menos el 0,25% que estipula la ley como suelo de la revalorización anual, si bien el gasto total se incrementará entre el 3% y el 3,5% por el mayor número de jubilados y la mayor cuantía de sus nóminas.

 

La tasa de reposición de los empleados públicos se elevará del 10% al 50% en servicios esenciales y se recuperará una cuarta parte de la paga extraordinaria que se suprimió en 2012 a los funcionarios, que por otra parte verán congelado su salario por quinto ejercicio consecutivo.

 

TRAMITACIÓN PARLAMENTARIA 

 

Tras la entrega oficial del proyecto de ley al Congreso se abre el plazo de tramitación de la ley de Presupuestos de 2015 que, según el Reglamento parlamentario, goza de preferencia sobre el resto de normas y proposiciones de ley.

 

Por eso, las comparecencias de los altos cargos del Gobierno comenzarán de forma inmediata, este mismo miércoles, si bien la Mesa y Portavoces de la Comisión de Presupuestos deberá aprobar el calendario concreto en una reunión que mantendrá esta misma tarde y con base en las solicitudes que los diferentes grupos presenten hasta las 16.00 horas.

 

Los responsables de los diferentes departamentos del Gobierno desfilarán por la Cámara Baja de miércoles a viernes, y seguirán también el lunes y martes de la próxima semana. Probablemente primero serán llamados quienes comparecen ante la Comisión de Presupuestos, comenzando previsiblemente y como es tradicional por el gobernador del Banco de España, Luis María Linde. Y, ya el jueves y el viernes, quienes lo hacen ante las comisiones de Fomento, Economía, Educación y Agricultura.

 

Para la próxima semana quedarían, por tanto, las intervenciones ante las comisiones de Defensa, Cooperación, Empleo, Cultura, Fomento, Industria, Interior, Asuntos Exteriores, Igualdad y Justicia.

 

PRESENTACIÓN DE ENMIENDAS

 

Finalizadas las comparecencias, las diferentes formaciones podrán presentar sus enmiendas contra la totalidad del proyecto de ley hasta las 14.00 horas del viernes 17 de octubre, con el objetivo de que los vetos se puedan debatir en el Pleno de la Cámara Baja en la semana del 21 al 23 de octubre.

 

Una vez rechazadas las enmiendas de totalidad --gracias a la mayoría absoluta del PP--, el plazo de presentación de enmiendas al articulado permanecerá abierto hasta las 14.00 horas del viernes 24 de octubre, de modo que la Ponencia del Presupuesto pueda debatir cuáles incorpora automáticamente y emitir su informe como máximo el 31 de octubre.

 

Durante la semana siguiente, la Comisión que preside Guerra revisará el resto de enmiendas parciales que queden vivas en varias sesiones, centradas en los diferentes capítulos del Presupuesto, para que el dictamen quede aprobado el 7 de noviembre.

 

De este modo, el proyecto modificado se elevará al Pleno del Congreso para su debate, previa intervención de cada uno de los ministros para defender su parte de las cuentas, durante la semana del 11 al 13 de noviembre.

 

Una vez la Cámara Baja haya votado todas las enmiendas y aprobado el texto, éste se remitirá al Senado, donde se seguirá el mismo procedimiento de tramitación para que los Presupuestos puedan ser aprobados, previsiblemente, en la semana del 9 al 11 de diciembre.

 

De este modo, las cuentas regresarán al Congreso para que el Pleno debata los cambios introducidos en la Cámara Alta y apruebe definitivamente el proyecto de ley en la semana del 16 al 18 de diciembre, de cara a su entrada en vigor el 1 de enero de 2015, el mismo día que se pondrán en marcha los cambios incluidos en la reforma fiscal, que se tramitará de forma paralela a los Presupuestos.

Noticias relacionadas