Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Montoro afirma que la Reforma Local no pretende reducir las competencias de Barcelona

Cristóbal Montoro
Aplaude la gestión económica del Ayuntamiento de Barcelona


MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha destacado este miércoles que "la última de las intenciones" de la Ley de Reforma Local es reducir la capacidad operativa del Ayuntamiento de Barcelona, y además ha señalado que está abierto a las aportaciones que tanto diputados como grupos políticos puedan hacer para su puesta en marcha.

Así lo ha destacado en el Pleno del Congreso, en respuesta al diputado socialista, Albert Soler, que se ha interesado por conocer cómo afectará la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local a la Carta Municipal de Barcelona.

En concreto, Montoro ha mostrado la mayor apertura para hablar de la reforma Local con los grupos parlamentarios, para que así se pueda conformar "un mapa municipal en el que las ciudades se encuentren a sí mismas, y al armazón jurídico para llevar a cabo sus competencias".

Por ello, ha destacado que espera que se trabaje de forma coordinada y así se despejen las incertidumbres, para hacer, "a través del diálogo político una gran ley" en la que todos se sientan representados.

"BARCELONA NO NECESITA ESTA LEY"

Por su parte, Soler ha afirmado que "Barcelona no necesita esta ley", y que sería bueno que en lugar de preocuparse por ella, el Ejecutivo lo hiciese por aquellas ciudades gobernadas por el PP, que se muestran arruinadas por la mala gestión de sus alcaldes, ha remachado.

Así, el diputado ha destacado que esta ley "atenta contra el municipalismo, la autogestión y la eficacia" de Barcelona, y por ende, empeorará la vida de sus ciudadanos, ha aseverado al destacar que con la puesta en marcha de la misma, la ciudad tendría que renunciar a gestionar una política social propia, a competencias especificas en educación, y a reducir los servicios sociales que presta.

Asimismo, ha afirmado que una ciudad que es referencia internacional y que ha acreditado que tiene sus finanzas saneadas, y que incluso paga a treinta días, "no se merece que se la trate así", ha afirmado.

En este sentido, Montoro ha aprovechado este dato para poder "felicitar" la gestión económica del Ayuntamiento y además para celebrar la herencia del gobierno anterior en el consistorio, aunque ha recordado que la herencia fue muy distinta a la que dejó el tripartito en la Generalitat.