Monseñor Amigo: "Si yo fuera el elegido, me caería muerto aquí mismo"

Monseñor Carlos Amigo

El cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, el vallisoletano Carlos Amigo, hace balance del Pontificado de Benedicto XVI y cree que la "historia le reconocerá sus logros".

El cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, el vallisoletano Carlos Amigo, aseguró en una entrevista en el canal 24 horas de Televisión española que "me caería muerto aquí mismo” si fuera elegido como nuevo Papa. Con la claridad que le caracteriza, el franciscano está convencido de que “Dios nos dará el Papa que necesitamos” y no quiso hablar de las posibles quinielas papales, tras la renuncia de Benedicto XVI, pues “no sabemos el perfil que quiere Dios”.


El cardenal Amigo recordó cómo fue su anterior Cónclave en el que se eligió al actual Papa que dejará su Pontificado el próximo 28 de febrero. “Era un temblor continuo pero también una gran paz interior” y vaticinó una elección breve “pues todos nos conocemos y nos hemos tratado en diversas congregaciones”. El vallisoletano, con 79 años, aún podrá ser el elector de su nueva Santidad y por supuesto también el elegido, aunque reitera que es algo que ni si quiera se ha planteado.


El riosecano piensa que la renuncia de Benedicto XVI ha sido “coherente y fiel a la misión encomendada” y ha llegado cuando sintió no poder seguir cumpliendo “adecuadamente” su ministerio. El cardenal hace balance de su Pontificado: “frente a los que piensan en el retroceso de la Iglesia católica en el mundo, hay un aumento del número de bautizados, y hoy, en boca de todos los dirigentes, está el Papa Benedicto XVI”, dice el cardenal quien asegura que este Papa no ha dado "puntada sin hil".


"La gran valoración del Papa es que se dio cuenta de los problemas, los advirtió, los asumió y puso las bases para su solución", destacó Carlos Amigo, quien no obstante reconoció que "algunos problemas -en referencia a la pederastia, el Vatileaks o las luchas en la Curia- no se resuelven en cinco años...", dice. "¿Fracaso? Tal vez algunos puedan hablar de fracaso a corto plazo. Pero la historia reconocerá a Benedicto XVI", concluyó monseñor Amigo.

 

Noticias relacionadas