Monseñor Amigo recibe este sábado un homenaje de sus paisanos de Medina de Rioseco

Monseñor Carlos Amigo.

Los actos, con motivo de su 80 cumpleaños, tendrán lugar, a las 20.00 horas, en la iglesia de Santa María de la localidad riosecana.

El cardenal arzobispo emérito de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, con motivo de su 80 cumpleaños, será objeto este próximo sábado, 23 de agosto, de un acto de homenaje en su localidad natal Medina de Rioseco (Valladolid) organizado por la Parroquia de Santa María y Santiago y la Asociación para la Conservación y Restauración de los Templos.

 

El acto central será una solemne misa pontifical de acción de gracias, a las 20.00 horas, en la iglesia de Santa María, donde monseñor Amigo fue bautizado, según informaron a Europa Press fuentes de la organización.

 

A su finalización está previsto un concierto de órgano a cargo del organista y canónigo de la Catedral de Sevilla, José Enrique Ayarra. Los actos cuentan con la colaboración del Ayuntamiento riosecano, la Diputación de Valladolid y el Centro de Iniciativas Turísticas Ajújar.

 

El homenajeado nació el 23 de agosto de 1934 en la villa riosecana. Inicia sus estudios en la Facultad de Medicina de Valladolid, y al poco tiempo ingresa al noviciado de la Orden de Hermanos Menores (franciscanos). Tiempo después es ordenado sacerdote y viaja a Roma, donde cursó estudios de Filosofía. Luego viaja a España y estudia Psicología en la Universidad Central de Madrid.

 

Fue ordenado el 17 de agosto de 1960. Viaja a Roma y luego a Madrid, donde realiza labores pastorales. En ambas ciudades cursó estudios. Además, imparte clases de Filosofía de la Ciencia y Antropología en distintos centros de estudios. En 1970 es nombrado Provincial de la Provincia Franciscana de Santiago.

 

EPISCOPADO

 

El 17 de diciembre de 1973 es nombrado arzobispo de Tánger (Marruecos) y fue consagrado el 28 de abril de 1974 en Madrid por el cardenal Marcelo González Martín, Arzobispo de Toledo.

 

En octubre de 1977 asiste al Sínodo de los Obispos como delegado de los obispos de la Conferencia Episcopal del Norte de África. Actuó como mediador de conflictos entre España y Magreb en distintas ocasiones.

 

No es hasta el 22 de mayo de 1982 cuando es nombrado arzobispo de Sevilla y en octubre de 1983 asiste al Sínodo de los Obispos como miembro designado por el Papa.

 

Más tarde es nombrado presidente de la Comisión Episcopal para el V Centenario de la Evangelización de América. En octubre de 1994 asistió al Sínodo de los Obispos celebrado en Roma, donde se trató el tema de la vida consagrada. Es además miembro de las Academias de Buenas Letras, Medicina y Bellas Artes de Sevilla.

 

En febrero de 1995 obtiene la condecoración con la Orden al mérito de los Padres de la Patria Dominicana, en el grado de Gran Cruz Placa de Plata. Esta condecoración viene a ser la más alta que concede la República Dominicana, y es concedida personalmente por el presidente de la República.

 

En el mismo mes de febrero de 1995 obtiene el Título de Doctor Honoris Causa por la Universidad Tecnológica del Cibao. En septiembre de 2000 recibe la Medalla en Grado de Plata de la República de Panamá de manos de la presidente de ese país.

 

Amigo fue nombrado cardenal en el consistorio realizado el 21 de octubre de 2003. Recibió la birreta roja y el título de S. Maria in Montserrato degli Spagnoli ese mismo día, y participó en los cónclaves de 2005 y 2013.