Monseñor Amigo canta en Madrid la Semana Santa de Rioseco: "la de la fe, la familia, la de mi pueblo"

El cardenal emérito de Sevilla, fray Carlos Amigo, ha participado en Nuevo Foro de la Economía en un acto promocional de la Pasión riosecana, junto a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina.


 

El cardenal emérito de Sevilla, el riosecano fray Carlos Amigo, ha cantado la Semana Santa de Rioseco "la de la fe, la de la familia, la de mi pueblo". Así lo ha dicho monseñor Amigo durante su intervención en el Foro de la Nueva Economía, celebrado este jueves en el Hotel Rizt de Madrid. El cardenal ha ofrecido una conferencia, introducida por la ministra de Agricultura, la vallisoletana Isabel García Tejerina.

 

El riosecano, como siempre, ha sido cercano y muy popular al referirse a la Pasión de la Ciudad de los Almirantes, de la que desde niño es cofrade. "El mismo evangelio se canta por sevillanas o por la jota castellana. En mi pueblo, el Evangelio se canta en silencio, que no es callar, sino vivir...", ha dicho fray Carlos Amigo, quien ha reiterado que la Semana Santa es en Rioseco "fe, familia, cultura y pueblo".

 

Durante la celebración de la Pasión riosecana hay "memoria" y "recuerdo". "Si la Semana Santa no tienen profunda fe, no toca el corazón", se ha dirigido al público, en el que se encontraban, por ejemplo, el presidente del Senado, Pío García Escudero, o el Duque de Lugo, Jaime de Marichalar. Monseñor Amigo dice que las imágenes en Rioseco "de sublime belleza" y que "hablan con la mirada". "La gente esconde con oraciones y súplicas".

 

"Nuestros pasos pueden ser grandes como Longinos y Escalera, o pequeños como mi querido Ceomico o el Resucitado, pero lo que son verdaderamente admirables y grandes son los hombres que se agarran a levantar nuestros pasos", ha dicho el Cardenal, quien también ha asegurado que la religiosidad popular es una "verdadera evangelización".

 

Tras su conferencia, monseñor Amigo resumió el sentimiento que intentó desgranar en su alocución: "no les puedo asegurar que así sea La Semana Santa de Medina de Rioseco, porque la Semana Santa de Rioseco es indescriptible. No es conocimiento, es vida. Y la vida no se comprende, se vive. La Semana Santa de Rioseco y el Rioseco de la Semana Santa hay que contarlo por siglos y cuando se vive se da presencia actual entrañable. Emocionado por siempre".

 

Por su parte, Isabel García Tejerina, ministra de Agricultura, describió al conferenciante como "una de las personas más relevantes de la iglesia", antes de afrontar el "reto" de presentar "su vida, su pensamiento y su acción en tan solo unos minutos". "Su eminencia pone en el centro a las personas", dijo la ministra quien desglosó la carrera profesional del cardenal riosecano e introdujo la celebración de la Semana Santa de Rioseco.

 

De maestro de ceremonias actuó José Luis Rodríguez, director de Nuevo Foro de Economía; mientras que también intervinieron el presidente de la Diputación de Valladolid, Jesus Julio Carnero; el alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez y el presidente de la Junta de Cofradías de la Semana Santa riosecana, Julio de las Heras.

 

Jesus Julio Carnero, además de máximo responsable de la provincia pregonero 2017 en Rioseco, habló de "tres hechos". "La madera, los pasos; la ciudad donde sucede el acontecimiento y las cofradías con sus ritos y sus tradiciones. Pero si hay algo que hace única a esta Semana Santa es la emoción de cada uno de los riosecanos".

 

El alcalde de Rioseco, Artemio Domínguez, definió la Pasión riosecana como "un hecho social total". "Más allá del conjunto patrimonial, del valor de sus pasos y de los seculares desfiles penitenciales, la Semana Santa es un conjunto de ritos y transmisiones de generación en generación, que el riosecano vive con pasión, orgullo y fe".

 

Por último, el presidente de la Junta de Cofradías, Julio de las Heras, se alegró de la "feliz coincidencia" de compartir acto con el cardenal Amigo, del que su madre fue profesora. De las Heras desgranó como es la Pasión de la Ciudad de los Almirantes, "con 17 cofradías, 22 pasos, seis procesiones y casi 4.000 cofrades", además de relatar algunos de los momentos más relevantes: como las procesiones de Jueves y Viernes Santo, la popular Rodillada, el desfile de gremios o la salida de los Pasos Grandes".