Mondelez vende Dulciora y cerrará la planta de Valladolid antes de 2017 con 232 trabajadores

La compañía norteamericana iniciará un proceso de diálogo con los representantes de los trabajadores con el objetivo de minimizar el impacto de esta medida y ofrecerá reubicaciones en otras plantas de España y Europa

La compañía norteamericana Mondelez International ha anunciado este jueves la venta de la marca Dulciora y el cierre, derivado de la misma, de la planta de la fábrica de dulces en Valladolid antes de finales de 2017.

  

Según han informado fuentes del grupo Mondelez International -anteriormente conocido como Kraft Foods- ha decidido vender la marca Dulciora. Esta desinversión, han explicado, es parte de una transacción global con Eurazeo, una compañía de inversión de origen francés, que incluye varias marcas y licencias de caramelos y chocolate en Europa y cinco centros de producción ubicados en Francia.

  

La compañía también ha anunciado el cierre de la planta de Valladolid antes del final de 2017. En los próximos días, se iniciará un dialogo abierto con los representantes de los trabajadores con la intención de encontrar la mejor solución para los empleados afectados --185 fijos y 47 temporales--.

  

La instalación de Valladolid produce diversas marcas implicadas en el acuerdo (Carambar, Krema, La Pie Qui Chante, The Natural Confectionery Company y Dulciora) las cuales serán trasferidas a otras plantas ubicadas en Francia como resultado de la venta. Las líneas de producción también serán trasladadas en virtud del acuerdo.

  

El total del volumen de las marcas implicadas supone el 40 por ciento de la producción de la planta de Valladolid que, según el comunicado, ya utilizaba menos de la mitad de su capacidad productiva.

  

Estos dos factores, han justificado, "imposibilitan la continuidad de la planta, dejándola en una situación de inviabilidad". Por todo ello, Mondelez se ha visto obligada a anunciar su cierre.

   La producción de Halls y Respiral, además del empaquetado de chicles será transferida a la planta de Skarbimierz, en Polonia. Por su parte, los productos Basset's y La Vosgienne serán trasladados a otras fábricas de Europa.

  

La compañía ha añadido que iniciará un proceso de diálogo con los representantes de los trabajadores con el objetivo de minimizar el impacto de esta medida y ofrecerá reubicaciones en otras plantas de España y Europa, entre otras alternativas. Mondelez ha garantizado que llevará a cabo este proceso "de manera responsable y transparente, como siempre" lo ha hecho en casos similares. En la actualidad, la planta de Valladolid cuenta con 185 empleados fijos y 47 temporales.

  

La compañía ha asegurado que mantiene su "compromiso con España y su ambición de reforzar su posición de liderazgo en las categorías de producto en las que opera", ya que más de 1.400 personas trabajan en Mondelez en el país, donde también cuenta con otros cuatro centros de producción.

  

La histórica planta vallisoletana fue adquirida ya en los años 90 por el grupo británico Cadbury Schweppes, que a su fuez se integró en la multinacional Kraft Foods en 2010, la cual cambió su nombre a Mondelez International.

  

Los activos que forman parte del acuerdo, incluyen, entre otros, las marcas Carambar, Krema, La Pie Qui Chante y Dulciora. Dado que la mayor parte del volumen objeto de la transacción se vende en Francia, cinco plantas de producción de este país (Blois, Estrasburgo, Vichy, St. Genest y Marcq-en-Baroeul) también han sido incluidas en la venta.

  

Esta operación se enmarca en "la apuesta de Mondelez por las marcas globales y en la búsqueda de eficiencia en su cadena de suministro con el fin de hacer frente a los desafíos del mercado y adaptarse a las necesidades de los consumidores".

Noticias relacionadas