Moncloa rompe su silencio: "Bárcenas busca un chantaje al Gobierno para evitar la Justicia"

El Gobierno no ha cedido en nada y el aparato del Estado ha seguido funcionando con plena independencia como lo pone de manifiesto que las fiscales encargadas de investigar el caso siguen en su puesto.

El Gobierno considera que la filtración por parte de Luis Bárcenas de una serie de mensajes con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, forma parte de una estrategia del extesorero del PP de intento de chantaje, para tratar de evitar la acción de la justicia y proteger sus cuentas en Suiza. En este sentido, fuentes del Ejecutivo indicaron a Europa Press que es evidente que esa estrategia no ha tenido éxito, resaltando que el Gobierno no ha cedido en nada y que Bárcenas se encuentra en prisión.

  

Moncloa salió al paso de las últimas noticias sobre este asunto, después de que el diario 'El Mundo' publicase en su edición de hoy los abundantes mensajes enviados por Luis Bárcenas al presidente del Gobierno y la respuesta que en un par de casos le dio Mariano Rajoy.

  

El Ejecutivo destaca que Luis Bárcenas ha estado presionando no sólo a Mariano Rajoy, sino a otros muchos miembros del PP, a los que también envió mensajes con un doble objetivo: tratar de evitar la acción de la justicia y proteger la fortuna que escondía en Suiza, estimada por los tribunales españoles en más de 48 millones de euros.

 

EL ESTADO HA FUNCIONADO CON INDEPENDENCIA

 

Sin embargo, destacan que el Gobierno no ha cedido en nada y el aparato del Estado ha seguido funcionando con plena independencia como lo pone de manifiesto que las fiscales encargadas de investigar el caso y que Bárcenas querían que fuesen apartadas, siguen en su puesto. Resaltan que lo mismo ha ocurrido con la investigación de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y del trabajo del Juzgado de la Audiencia Nacional. Añaden que todos han seguido haciendo su trabajo con independencia.

  

Según las fuentes citadas, la prueba más evidente de que Bárcenas ha intentado chantajear al Gobierno y que sin embargo no lo ha conseguido es que el extesorero está en estos momentos en la cárcel de Soto del Real, tras la decisión del juez Pablo Ruz, a petición de las partes personadas y de la fiscalía que solicitó para él prisión incondicional y sin fianza. En este sentido, las fuentes citadas resaltan que el extesorero, como prueban todos estos hechos, no ha tenido la protección del Gobierno.

  

Asimismo, resaltan que Luis Bárcenas ha intentado en los últimos años impedir que la acción de la justicia siguiera su curso, y en esa estrategia sitúan tanto los mensajes enviados al presidente del Gobierno, así como a otros muchos dirigentes del Partido Popular.