Momento de abrigo y manta en Valladolid; las temperaturas caen en picado

Dos jóvenes pasean por la Avenida de Isabel La Católica en Valladolid completamente abrigados. J.P.

Los termómetros pasan de los 15 grados de máxima y 10 de mínima del sábado a los 6 y -5 que se alcanzarán el próximo miércoles.

TEMPERATURAS EN VALLADOLID SEGÚN AEMET

 

Lunes: 6 grados de máxima, 1 de mínima.

 

Martes: 5 grados de máxima, -4 de mínima.

 

Miércoles: 6 grados de máxima, -5 de mínima.

Más de uno se atrevía en los últimos días a preguntarse dónde estaba el invierno en Valladolid. Que si este se había escondido, que si era raro que en estas fechas pudiera seguir paseando por la calle sin mayor necesidad de un abrigo para no pasar frío... Pues bien, esto se acabó. Estas mismas personas ya se habrán arrepentido de sus palabras este domingo por la mañana, donde la mezcla de termómetros bajos con rachas de viento que alcanzaban los 80 kilómetros por hora ya han cambiado el panorama por completo de golpe.

 

Y lo que queda, porque esto no ha hecho más que empezar. Si bien es cierto que al menos la lluvia no ha hecho acto de presencia por el momento en la provincia de Valladolid, los termómetros se desplomarán a partir de ahora. No hay más que mirar las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología para comprobarlo.

 

Como muestra, un botón. Mientras que para este pasado sábado se daban unas temperaturas máximas de 15 grados y de 10 para las mínimas, este mismo domingo la cosa ya se ha quedado entre 3 y 8 grados. La diferencia, sin duda, ya es bastante ostentosa a pesar de que el sol se haya dejado ver tímidamente en el cielo, pero queda por llegar lo peor.

 

Para este lunes habrá otra caída hasta los 6 de máxima y solo 1 de mínima, mientras que para martes y miércoles se llegará a los 5 de máxima y -4 de mínima en el primer caso y a los 6 de máxima y hasta -5 de mínima en el segundo. Vamos, que ya pueden los vallisoletanos agarrar el abrigo gordo, porque la ciudad se pondrá en ambiente polar.

 

Además, y tal y como asegura la AEMET, los vientos seguirán siendo una constante durante todas estas jornadas, por lo que la sensación térmica puede ser todavía menor, y es probable que las lluvias también hagan acto de presencia a rachas, aunque no de manera que dejen grandes aguaceros.