Mojica, un portento físico para completar la banda izquierda... e incluso la mediapunta

Johan Mojica, en su presentación ante los medios con el Real Valladolid. BORIS GARCÍA
Ver album

El colombiano, cedido una temporada al Real Valladolid, asegura que prefiere jugar de lateral o extremo, pero que puede hacer lo propio en la mediapunta.

Lo ha comentado el director deportivo del Real Valladolid, Braulio Vázquez, una y mil veces desde que comenzó la pretemporada; polivalencia es la palabra de moda en los despachos de Zorrilla, y con la presentación de Johan Mojica este miércoles no iba a ser una excepción.

 

“Puedo jugar de extremo o de lateral, lo importante es estar siempre compitiendo, estar siempre ahí. Vengo haciéndolo de lateral o carrilero, me da igual”, comenzaba explicando el colombiano, que reconoció estar en Valladolid gracias en parte a algunas buenas referencias que le habían dado compañeros como Alberto Bueno en Vallecas.

 

Pero ese no era el quid de la cuestión para la puesta a punto de Mojica ante los medios de comunicación. En el Deportivo Cali, conjunto de su Colombia natal, le había tocado alguna vez el papel de mediapunta a las órdenes de otro viejo conocido blanquivioleta, Leonel Álvarez, de manera que la puerta queda abierta para jugar en dicha demarcación en caso de necesidad.

 

“Sí, ya jugué ahí alguna vez”, confirmó Mojica. “Leonel fue técnico mío y me vio condiciones para aportar allí. Lo hice bien y fue cuando el Rayo se interesó en mí. La verdad es que puedo ocupar varias posiciones”. Sin duda, la palabra polivalente está bien en grande en el libro de instrucciones de Braulio Vázquez.

 

A POR TODAS

 

El cafetero se mostró radiante de confianza en el resto de la presentación. “Ha habido bastantes colombianos que han jugado acá y han dejado huella, así que espero dejar la mía”, siguió, antes de calificar como “un bonito reto” el poder jugar en Valladolid.

 

Eso sí, Braulio Vázquez quiso dejar claro en todo caso que se trata de una cesión pura, sin opción de prolongar su estancia en Zorrilla. En cuanto termine la temporada, de vuelta para Vallecas a cumplir los otros tres años que le restarán entonces. De hecho, la firma del contrato para el traspaso del Deportivo Cali al conjunto vallecano fue lo que hizo que su cesión al Pucela se retrasara mínimamente en el tiempo.

 

En cuanto a la insistente llegada de un portero, Braulio incidió una vez más en que “hay dos porteros fijadísimos y que “en principio llegará uno” y que el tema Bergdich sigue sin novedad, lo cual “es buena noticia, porque significa que por ahora se queda”.