Modric lidera y da premio a la ambición de Croacia

Modric, uno de los destacados del partido y que además hizo el golazo de la victoria

Una gran volea del madridista da los tres puntos a los balcánicos que además disfrutaron de tres palos ante una pobre Turquía. 

Croacia se ha impuesto este domingo a Turquía (0-1) con un gol de Modric en el primer partido del Grupo D de la Eurocopa de Francia, en un encuentro en el que los de Ante Cacic fueron muy superiores a los de Fatih Terim, que nunca rondaron la portería de Subasic en los noventa minutos de partido.

 

Croacia comenzó dominando, tónica que se repetiría a lo largo del partido. Al comienzo hubo pocas ocasiones y se vio muy poco de las estrellas de ambos equipos. En el minuto 29 se produjo la primera y única ocasión de los turcos en el partido por medio de un cabezazo de Tufan tras un buen centro de Gönül, mejor jugador de los suyos.

 

Poco antes del descanso, Croacia cerró con gol el dominio que estaba llevando a cabo; El tanto lo anotó Modric, que marcó un golazo de volea tras cazar un rechazo de un saque de esquina. De un certero zambombazo, el jugador del Real Madrid clavó el disparo por la derecha de Babacan en un lanzamiento imparable que llegó a botar antes de entrar a puerta.

 

Por parte de los turcos, en la primera parte se echó de menos a Burak Yilmaz, ya que Cenk Tosun no llevó peligro a la portería de Subasic y solo se le vio en un codazo a Corluka, que sangró durante todo el partido, que le valió la cartulina amarilla. Su ausencia, unida a la de Arda Turan y a un Calhanoglu desaparecido tan pegado a la banda, provocó que la primera parte de los turcos se desarrollará muy lejos del gol.

 

Croacia salió más enchufada a la segunda parte y dio el primer aviso en el 52 con una falta que Srna mandó al larguero, y otra gran ocasión del carrilero que no estuvo fino tres minutos después. Más tarde Brozovic con una volea avisó de lo que pasaría si el dominio croata continuaba. De hecho, el propio Brozovic se quedó a milímetros de anotar el segundo tras un centro tenso de Perisic que no logró rematar bien.

 

En el 72 siguió el acoso con un cabezazo de Perisic, pero el segundo no terminaba de hacerse realidad. Brozovic envió el tercer balón de Croacia al larguero en el 79 tras la inoperancia de la defensa turca. El sitio a la portería de Babacan no tenía descanso pero fue infructuoso y es una de las asignaturas pendientes de Cacic, que tendrá que dar con la tecla del gol para aumentar sus opciones en Francia.

 

En la segunda parte, los turcos estuvieron completamente desaparecidos en ataque y ni la entrada de Yilmaz y Mor animó a los otomanos a dar un paso adelante. Los de rojo tendrán que mostrar otra cara ante la República Checa y ante España si quieren tener opciones de alcanzar los octavos de final en este difícil Grupo D.