‘Mitad y Mitad’ hace sonreír al Calderón con una peculiar historia familiar

El primer fin de semana de fiestas el Teatro Calderón acogía la obra ‘Mitad y Mitad’, dirigida por Pep Antón Gómez y protagonizada por Fernando Tejero y Pepón Nieto. 

La obra prometía hacer reír al público con un humor algo grotesco, de la mano de dos hermanos que esperan impacientes la muerte de una madre para cobrar la herencia que, de una vez por todas, les solucionaría la vida.

 

Sin embargo, la mujer no acaba de morir a pesar de su embolia y la obra transcurre durante una larga noche en la que los hermanos comienzan a dejar salir sus sentimientos más crudos e íntimos, con los que el espectador va descubriendo, poco a poco, que el que aparentaba ser un bonachón y un  inocente no lo es tanto y el que parecía ser un triunfador es en realidad tan estafador como su hermano.

 

Sin embargo, aunque el texto apunta maneras, se queda flojo en algunas ocasiones y resulta bastante asequible para dos actorazos como lo son Pepón Nieto y Fernando Tejero. A pesar de ser una obra real como la vida misma, sin tapujos ni contenciones, hecho en falta algo más de crudeza, que despierte el rubor a más de uno mientras hace reír sin cargo de conciencia a otros.

 

No obstante, el público acabó contento con la función, levantándose para demostrar su agrado con la obra a los dos hermanos que salieron tres veces a saludar a un Calderón que disfruta con el teatro siempre que se lo permiten.