Miquel Roca sobre la Consulta: "No hablar es de burros"

Miquel Roca (Archivo)

"Si el intento de entenderse no fructifica, que sea porque a veces hay problemas irresolubles", dice uno de los padres de la Constitución.

El ponente de la Constitución y exsecretario general de CDC, Miquel Roca, ha considerado imprescindible el diálogo entre los gobiernos central y catalán, y ha defendido que es una cuestión de inteligencia, porque "no hablar es de burros".


"Los problemas solo se resuelven de una forma: hablando. No hablar es de burros", ha sostenido al presentar una conferencia del presidente de la patronal Fomento del Trabajo, Joaquim Gay de Montellà.

"No es que el diálogo sea necesario políticamente, sino que la condición de la inteligencia humana lo pone a prueba, porque, si no hay diálogo, no tenemos derecho a defender nuestra racionalidad", ha argumentado.

Ha remarcado que el debate soberanista no es un problema únicamente de Cataluña y ha lamentado que "a veces el resto de España no acaba de entender" que es un problema que afecta a toda España.

Tiene la esperanza de que "la inteligencia pueda más que la visceralidad", y ha subrayado que no basta solo con hablar, sino que hay que hablar con voluntad de alcanzar acuerdos.

EL EJEMPLO PATRONALES-SINDICATOS

"Hablar quiere decir ir de buena fe para intentar entenderse. Hablar por hablar no sirve de nada", ha sostenido durante el Fórum Europa, y ha asegurado que, si hay voluntad, es muy difícil no encontrar comprensión y coincidencias.

"Si este intento de entenderse no fructifica, que sea porque a veces hay problemas irresolubles, pero que nos quede a todos la conciencia tranquila de que lo hemos intentado", ha agregado Roca, que ha pedido a ambos gobierno tomar ejemplo de la relación entre sindicatos y patronales, basada en el diálogo.