Minsky: Las máquinas aventajan a los hombres porque "el conocimiento que pueden alcanzar es inmortal"

Inteligencia artificial

El matemático conocido como el padre de la inteligencia artificial, Marvin Minsky, fallecido este martes a los 88 años, ha defendido a lo largo de su vida que las máquinas pueden hacer lo mismo que las personas.

El matemático conocido como el padre de la inteligencia artificial, Marvin Minsky, fallecido este martes a los 88 años, ha defendido a lo largo de su vida que las máquinas pueden hacer lo mismo que las personas y que, incluso, cuentan con ventaja porque "el conocimiento que pueden alcanzar mediante su programación es inmortal", mientras que los hombres "por muy capaces que lleguen a ser durante su vida, fallecen y sus posibilidades que pierden".

 

Durante una entrevista concedida en 2014, con motivo del galardón Premio Fronteras del Conocimiento que le otorgó la Fundación BBVA, Minsky recordó cómo el director de cine Stanley Kubrick habló con él para pedirle consejo para '2001 Odisea en el espacio' y cómo entonces era "fácil ver hacia dónde se iba" en el campo de los ordenadores.

 

Sin embargo, consideraba "imposible" saber qué iba a pasar "en los próximos 20 años", porque, a su juicio, los jóvenes investigadores de la actualidad cuentan con "nuevas ideas radicales" que podrían cambiar el panorama.

 

En cuanto al estado de la investigación en inteligencia artificial, el matemático se lamentaba de que los progresos no habían sido tan impresionantes en los últimos años debido a la poca inversión en investigación teórica a largo plazo. A su juicio, esto hizo "imposible obtener apoyo" para desarrollar una idea durante "cuatro o cinco años".

 

También se refirió a la falta de medios para investigar cuando se le preguntó el porqué, cuarenta años después del estreno de '2001 Odisea en el Espacio', no existe un ordenador tan inteligente como el que aparecía en la película, HAL.

 

EL NACIMIENTO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

 

La Inteligencia Artificial nació oficialmente como disciplina en una conferencia de ciencias de la computación en el Dartmouth College (Estados Unidos) en 1956. Los padres de este nuevo campo fueron John McCarthy, de la Universidad de Stanford; Allen Newell y Herbert Simon, ambos de Carnegie Mellon; y el propio Minsky.

 

La investigación en inteligencia artificial ha acabado generando innumerables aplicaciones: desde sistemas de diagnóstico médico a 'drones' no tripulados, robótica inteligente, y numerosos sistemas expertos que resuelven problemas como lo hacen los especialistas humanos.

 

Apoyado en la cantidad de investigación que generó el campo de la Inteligencia Artificial a finales del siglo pasado, Minsky llegó a afirmar que "en una generación, el problema de crear inteligencia artificial estaría básicamente resuelto". Sin embargo, a pesar de este optimismo inicial, en el desarrollo de la Inteligencia Artificial se ha comprobado que resulta más fácil que una máquina resuelva operaciones complejas, como hacer un diagnóstico médico, a que actúe con sentido común.

Noticias relacionadas