Miles de vallisoletanos se manifiestan contra la “tormenta perfecta” del desempleo

La concentración de los sindicatos UGT y CCOO tuvo lugar a media mañana en la Plaza Colón y llegó hasta la Plaza Mayor, donde se leyó un comunicado de lucha contra el paro, los recortes y la inestabilidad social.

Cada 1 de mayo, la tónica de las calles del centro de Valladolid presenta la misma apariencia, y esta vez no iba a ser una excepción. Miles de personas se dieron cita primero en la Plaza de Colón para la multitudinaria manifestación a favor del trabajo, como impera la lógica para el Día del Trabajador, en una concentración organizada por los sindicatos mayoritarios de UGT y CCOO.

 

Una protesta que arrancó a eso de las 12.15 de la mañana con la pancarta de ‘Sin empleo de calidad no hay recuperación. Más cohesión social para la democracia’ al frente, de las manos de los representantes de CCOO y UGT, Ángel Hernández y Agustín Prieto.

 

Primero por la Acera de Recoletos, luego por Miguel Íscar, Plaza de España, Duque de la Victoria y Ferrari hasta llegar a la Plaza Mayor, la marabunta se abrió paso al ritmo de un grupo de tambores y bombos y de gritos contra el desempleo y la desigualdad social. En una mañana calurosa y casi sin nubes en el cielo, el día era perfecto para moverse por las calles.

 

Una vez frente al Ayuntamiento y con los miles de vallisoletanos frente al improvisado escenario de la Plaza Mayor, los líderes sindicales tomaron la palabra. “28 meses después del comienzo de este Gobierno estamos aquí, pidiendo un trato más justo. No es muy difícil lo que pedimos, simplemente una reforma fiscal y laboral por el bien de los trabajadores”, comenzó Ángel Hernández, de CCOO.

 

“Que los que no pagan, que no somos ninguno de los que estamos aquí, lo hagan como el resto. Es evidente que todos tenemos que hacer un esfuerzo por salir delante de esta situación, pero debemos hacerlo todos, no solo unos pocos”, siguió Hernández, antes de pedir por “un mínimo Estado de bienestar”.

 

“También hay que alcanzar un acuerdo por los sueldos. Con un trato justo se incentivaría el consumo. Por eso vamos a seguir en la calle, protestando, dando propuestas por el bien de todos. Vamos a seguir luchando contra la injusticia”, concluyó el responsable de UGT, antes de dar paso a Agustín Prieto.

 

“Nada menos que 257.000 parados en Castilla y León. Poco más se puede decir”, quiso arrancar el de CCOO su discurso. “Se trata de un gesto obsceno por parte del Gobierno decir que todo va a mejor. Las cosas están 50.000 veces peor que cuando ellos vinieron, es así”.

 

“Se trata de la tormenta perfecta. Se destruyen empleos, hay una tasa del 50% en paro juvenil. 50.000 hogares de Castilla y León no reciben ningún ingreso ni prestación del Gobierno. Por mucho que digan que las cosas van bien, es la tormenta perfecta”, concluyó Prieto.

El dirigente de CCOO, Ángel Hernández, frente a miles de vallisoletanos en la Plaza Mayor. JUAN POSTIGO
Ver album