Miles de vallisoletanos acuden al Besapié de Nuestro Padre Jesús Nazareno

Un fiel besa la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, en Valladolid. BORIS GARCÍA

El Arzobispo de Valladolid y Cardenal, Ricardo Blázquez, también acudió al Besapié y celebró una misa para celebrar el 300 aniversario de la cofradía.

Este viernes la Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Padre Jesús Nazareno acogía un continuo desfile de gente, y es que se celebraba el Solemne y Tradicional Besapié al Sagrado Titular, Nuestro Padre Jesús Nazareno, hecho que ha durado desde las 10 de la mañana hasta las 11 de la noche de forma ininterrumpida.

 

Y los fieles no estuvieron solos. El Arzobispo de Valladolid y Cardenal, Ricardo Blázquez, presidió la Misa solemne que contó con la presencia de las autoridades de la ciudad, representantes de cofradías y miembros de la Junta de Semana Santa. Una vez terminada la celebración, Blázquez subió a besar el pié de la imagen titular de la Cofradía de Jesús Nazareno, igual que lo hicieron durante todo el día miles de vallisoletanos.

 

La iglesia, sede canónica de la Cofradía de Jesús Nazareno, permaneció abierta entre las 9,30 de la mañana y las 11 de la noche, de manera que todos los fieles acudieron a la piadosa costumbre de besar el pié de la Sagrada Imagen, una de las tradiciones religiosas de mayor arraigo en el pueblo vallisoletano que, generación tras generación, se viene renovando desde hace tres siglos, dando muestra de ello las largas colas que se formaron en la calle de Jesús en la tarde del viernes.

 

La Insigne Cofradía Penitencial de Nuestro Jesús Nazareno conmemora este año el tercer Centenario de la celebración del Besapié, ya que fue en el año 1715 cuando finalizan las obras de construcción del camarín de la iglesia, y el Besapié comienza a realizarse en la forma en que ha llegado hasta hoy.