Miles de personas rinden culto a sus fallecidos en los cementerios de Valladolid

Los vallisoletanos presentaron sus respetos en los cementerios de Valladolid por Todos los Santos. DANI RODRIGUEZ
Ver album

El día de Todos los Santos llevó a los vallisoletanos a los cementerios de El Carmen y de Contiendas para presentar sus respetos, cargados de flores y bártulos para limpiar las tumbas.

Se trata de una costumbre arraigada, pese a que los más sabidos del lugar dicen que se va perdiendo poco a poco. Todos los 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, el panorama es más o menos parecido en todos los cementerios de España y, por ende, en los de Valladolid. Desde este domingo a primera hora miles de vallisoletanos, ni cortos ni perezosos, se han acercado a los cementerios municipales de El Carmen y de Contiendas, con el único objetivo de presentar sus respetos a sus difuntos.

 

Las flores, los bártulos de limpieza de las tumbas y las oraciones eran una constante en los enormes recintos fúnebres de la ciudad. No faltaban miembros de todas las edades. Desde los más pequeños de la mano de sus padres hasta los más adultos y ancianos, y es que más de uno hizo el esfuerzo de ir bastón en mano a recordar a sus seres queridos.

 

Pasear este domingo por la mañana por cualquiera de los dos cementerios era un canto al respeto, la solemnidad y, por qué no decirlo, a la tranquilidad. Quienes más y quienes menos cuidan las tumbas de sus seres queridos con más o menos esmero, pero es evidente que este día de Todos los Santos se trata de una fecha marcada en rojo en el calendario.

 

Quienes por supuesto tampoco faltaron a la cita fueron los habituales puestos de flores a la puerta de los camposantos. Margaritas, claveles, orquídeas, petunias... Las floristerías de Valladolid aseguran que cada persona que pide flores se dejará este año cerca de cuarenta euros de media en su homenaje personal, si bien está claro que les había más o menos llamativos.

 

Por cierto que, pese a la afluencia de público en El Carmen, miembros de Protección Civil y de la Policía Municipal se encargaron desde primera hora de la mañana de regular el tráfico, por no hablar que desde el Ayuntamiento se han puesto para una fecha tan concreta servicios especiales de Auvasa. Parece que el día de Todos los Santos será en Valladolid todo lo tranquilo que debería.

Noticias relacionadas