Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

Miguel Cobo: "Es el momento de que en Burgos se apueste de verdad por la cocina"

El chef considera que la estrella de Michelín conseguida es el reconocimiento al "trabajo de todo un equipo" y se plantea el reto de consolidarla. 

Miguel Cobo./ Foto: Cobo Vintage

"Cuando el río suena... agua lleva". Esto es lo que pensaba el cocinero Miguel Cobo cuando representantes de la guía Michelín visitaron entre 3 y 5 veces su restaurante en Burgos, el Cobo Vintage. Lo que tampoco podía esperar es que en tan sólo un año y medio después de su apertura, este local conquistaría la primera estrella para la ciudad. 

 

Al principio, pensó que podía haber llamado la atención por un tema mediático, al haber participado en el programa 'Top Chef'. Sin embargo, no tardó en darse cuenta de que esto iba en serio. "Muchos hosteleros me dijeron que es muy rápido, pero está claro que algo les ha tenido que llamar la atención", confiesa el cocinero.

 

Miguel cree que este galardón es "el reconocimiento a todo un equipo, al trabajo duro", pero, ante todo, "a una idea y a una ilusión". Todo ello, era el primer objetivo del Cobo Vintage desde su apertura, según asegura el chef. Eso sí, la clave ha sido, en su opinión, no ponerse un techo desde el principio y apostar por "ver hasta dónde llegábamos". 

 

El hecho de que la de este cántabro sea la primera estrella Michelín para una ciudad como Burgos, no es casualidad y él no lo esconde. Sostiene que entrar en la llamada guía roja no sólo supone "cocinar bien", sino que "tienes que apostar por una idea y dejar de lado muchas cosas". En este sentido, señala que en ocasiones tienes que renunciar a 100 clientes en una semana porque los menús no bajan de 52 euros, o comprar productos que en vez de 10 cuestan 40. 

 

Para poder llegar a entrar en este selecto club, primero tienes que "perder, perder y perder". Se trata de, tal y como comenta, "apostar desde el principio en un concepto y darlo todo por un equipo". Un sacrificio que no todos los concineros están dispuestos a hacer. 

 

¿Y ahora qué? Es inevitable pensar en el horizonte que se abre para este restaurante de la calle La Merced, 19. Miguel Cobo cree que es el momento de "consolidar el concepto de cocina" que el y su equipo han creado y "trabajar para mejorarlo". Para ello, incluirá nuevos menús que giren en torno a esa idea y "conseguir que la gente disfrute"

 

Pero todo gran poder conlleva una gran responsabilidad. Es posible que esta primera estrella les vaya a suponer un incremento en los beneficios, pero también es necesario una inversión para poder mantenerla. No obstante, Cobo no se cierra puertas y piensa, incluso, en un posible segundo galardón: "Es difícil, sobre todo en una ciudad como Burgos, porque esta apuesta repercutiría también en el precio del menú y, a lo mejor, no todo el mundo está dispuesto a asumirlo".

 

Lo que es evidente es que Burgos tiene que agradecer a Miguel Cobo el impulso que va a suponer esta estrella Michelín a nivel turístico. Por ello, el chef cree que "es el momento que se apueste de verdad por la cocina". Pero no sólo las instituciones, sino compañeros de profesión y la sociedad en general. "Si a la gastronomía le va bien, es un beneficio para todos", sentencia. 

 

El futuro se presenta esperanzador para la cocina en esta ciudad. Profesionales de la talla de Miguel Cobo y de otros compañeros de profesión que están apostando de verdad por evolucionar en este sector, pueden conseguir que Burgos comience a ser un referente en gastronomía. La estrella ha supuesto un guante que, entre todos, debemos recoge. 

Noticias relacionadas