Miguel Ángel Portugal ya es un blanquivioleta más

Miguel Ángel Portugal, en su primer entrenamiento como técnico del Real Valladolid. A.MINGUEZA
Ver album

El nuevo entrenador del Real Valladolid dirigió en la tarde de este miércoles su primer entrenamiento, con las ausencias de Álvaro Rubio, Alfaro y Erick Moreno.

Como si no hubiera pasado nada, aunque era evidente que sí había pasado. El Real Valladolid ha saltado este miércoles por la tarde a los campos Anexos al estadio José Zorrilla para realizar el correspondiente entrenamiento pensando en el choque del domingo ante el Mirandés, lógicamente con la obvia novedad de Miguel Ángel Portugal en sustitución de Gaizka Garitano.

 

De un día para otro, la figura del entrenador ha dado un vuelco y, según parece, los jugadores serán los primeros en notarlo. No por tratarse de la primera sesión del técnico burgalés ha decidido dar tregua a su plantilla, que ha comenzado los ejercicios con rondos de balón en corto, buscando la velocidad en el pase.

 

“¡Vamos, vamos, que les he visto hacerlo más rápido!”. Portugal parece haber decidido comenzar con intensidad para preparar el encuentro del domingo en Zorrilla que se plantea fundamental para salir del descenso primero, y comenzar a cambiar la dinámica después.

 

Eso sí, en una tarde que se ha planteado tranquila, sin amagos de lluvia, Portugal ha tenido que estrenarse como entrenador con las ausencias de Alejandro Alfaro, Álvaro Rubio y Erick Moreno, todos ellos con diferentes dolencias. Por cierto que el Real Valladolid ya ha anunciado que recurrirá la sanción de dos partidos para Moyano, tras su expulsión ante el Llagostera.