Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

“Mientras Ricard Casas quiera, seguirá siendo entrenador del Club Baloncesto Valladolid”

Los directivos Felipe Martín y Juan Vela comparecieron este lunes ante los medios para tratar varios temas respecto al Club Baloncesto Valladolid y extendieron su confianza en el entrenador “sea en ACB o en LEB el año que viene”

No era una comparecencia sencilla la que tenían Juan Vela, presidente de la Fundación Baloncesto Valladolid, y Felipe Martín, gerente del club, este lunes por la tarde ante los medios. Después de la derrota ante Estudiantes del sábado que deja al equipo casi sentenciado, había muchos temas que tratar, y así fue. El primero y más importante, la ratificación de Ricard Casas como entrenador.

 

“Casas sabía a lo que venía, y aún así está haciendo mucho más de lo que debería por el club”, explicó Vela. “A pesar de todo, se le está haciendo muy duro todo esto. Lo que hizo el sábado tras el partido, poner su cargo a nuestra disposición, es un acto de honestidad, que demuestra como es. Jamás ha sido egoísta desde que llegó a este club”, siguió.

 

“Nadie la va a poner una pistola en el pecho a Ricard. Nosotros confiamos en él, así se lo transmitimos después de la derrota del sábado, y él, pese a que está muy dolido, ha dicho que para él lo importante es contar con nuestro apoyo. Así que seguirá con nosotros”. Más claro, agua. “En verano será momento de hacer valoraciones. Quizá resulta que Casas se va entonces, quizá me vaya yo”, prosiguió Vela. “Pero lo que está claro es que el club está por encima de todos”.

 

Era el tema más recurrido, pero obviamente había más. El siguiente, la pronta charla que tendrá el presidente de la Fundación con la plantilla, de quien consideran él y Felipe que hay quienes no están dando todo lo que podrían dar. Es más, “hay quienes no están sudando la camiseta y no son dignos de la historia del club”, palabras que iban dirigidas, entre algún otro, a Suka Umu, que se encuentra expedientado en estos momentos tras superar otro expediente con anterioridad.

 

“Tenemos intención de hablar con los jugadores cuanto antes. Hay que hacerles ver que hay cosas que no se pueden tolerar”, explicó Vela, para después dejar paso a Martín en este tema. “A los jugadores hay que protegerles, mimarles, pero cuando llega el momento de ser duros, también hay que ser contundentes. Si Ricard Casas, que solo ha cobrado una mensualidad en todo lo que lleva aquí, se deja más que todos los jugadores, ellos también deben estar a la altura. Pueden decir que llevan dos meses sin cobrar, pero eso no es excusa, siempre tienen el fondo de garantía salarial de la ACB. Por eso estamos en condiciones de exigirles”, dijo el gerente, con contundencia y claro gesto serio.

 

En todo caso, Vela quiso dejar claro que “el vestuario no es ahora mismo una bomba”. “Entrenan cuando tienen que entrenar y cumplen en el día a día con lo que se les pide, no tenemos montado un polvorín y eso no es algo que preocupe”.

 

EN ACB O EN LEB

 

La comparecencia siguió en la línea de mostrar el apoyo a Casas, pero llevado al terreno del futuro inmediato y el que no lo es tanto. “Ricard seguirá siendo nuestro entrenador, confiamos en él para nuestro proyecto de club, sea en LEB o en ACB”. Fue entonces cuando Martín dejó las cosas bien claras. “Que nadie piense ya en esta liga, nosotros estamos pendientes de esta pero a la vez del futuro. Aunque no descartamos una posible permanencia, se piensa también en la posibilidad de estar en LEB y se están haciendo movimientos como tratar de renovar a Iván Martínez o hablar con agentes de jugadores para prorrogar su contrato más allá de esta temporada".

 

En cuanto a la posibilidad de reforzar el equipo, ya que Casas dejó bien claro que esto es lo que podía hacer con lo que tenía, Martín dejó patente que no se trata de un tema sencillo. “Hacemos lo que podemos dentro de nuestras posibilidades económicas, pero tenemos un presupuesto de 450.000 euros, cuatro veces menos que Estudiantes, cuarentaicinco veces menos que Madrid y cincuenta menos que el Barcelona, y no se puede dar más de sí. No podemos salirnos de nuestras posibilidades. No es excusa, no queremos plantearlo así, pero es evidente que tenemos una limitación muy grande. El jugador que menos cobra del Barcelona equivale a todo lo de nuestra plantilla”, aclaró Vela.

 

Así las cosas, el barco del Baloncesto Valladolid sigue a la deriva, parece que de manera ya definitiva para esta temporada. “No hay nadie que se aferre al puesto, pero tenemos que intentar salvar al club entre todos”, aseguró Vela. La cuestión es que con el paso de los días, esa parece una tarea que ya no es tan sencilla.

Noticias relacionadas