Micky Stobart, muestra de la regeneración que quiere el Baloncesto Valladolid

Micky Stobart, en su presentación con el Baloncesto Valladolid. JUAN POSTIGO

El jugador asegura en su presentación que su llegada a Valladolid “no es un paso atrás” e incide en que “cada temporada es un mundo” en referencia al mal año pasado.

LOS DATOS:

 

Miguel Ángel García Stobart (Palma de Mallorca, 22-3-1985)

 

Pívot, 2'05 de altura.

 

Última temporada: Río Natura Mombus. 20 partidos. 6:10 minutos de media. 0'6 puntos. 0'8 rebotes. 0'15 asistencias.

No hace falta decirlo muy alto, pues es obvio que el CB Valladolid aspira a pasar un año mucho más tranquilo que el pasado, tanto económica como deportivamente. En el primer aspecto será fundamental la mano de Sunil Bhardwaj, pero en el segundo es donde deben entrar los jugadores, y Porfi Fisac lo tiene claro; quiere una familia en el vestuario. De esta manera el fichaje de Micky Stobart, sustituto del maltrecho Moncasi, ha tenido una doble vertiente. A saber, el hacer piña y el demostrar esta regeneración del club.

 

“Llego con ganas de hacer las cosas bien y de que seamos un equipo grande en LEB. Hay quienes piensan que descender de categoría es un paso atrás, pero para mí es hacia delante en mi carrera”, explicó el pívot de 29 años este viernes en su presentación. “Venir aquí es un orgullo. Llego tras dos años con roles muy diferentes y vengo con ganas de ser jugador y progresar”.

 

Efectivamente, Stobart aterriza en Valladolid tras dos años discretos en ACB, en el Rio Natura Mombus, donde apenas tuvo participación. Seis minutos de media jugados en veinte partidos no dan mucho espacio a demostrar nada, desde luego.

 

 

Por eso, el pívot “tuvo claro desde el principio que quería venir a Valladolid”. “Varios amigos y gente de aquí me han hablado bien del club. Cada temporada es un mundo y creo que esta vez va a ser completamente diferente, vamos a hacer un buen año”, dejó caer, optimista, antes de incidir en que ya está listo para jugar “si el entrenador lo ve necesario”.

 

“GRUPO Y FAMILIA”

 

Precisamente el técnico del Baloncesto Valladolid, Porfi Fisac, quiso destacar el recorrido de Stobart y todo aquello que puede aportar al vestuario. “Micky ha recorrido diferentes categorías y ha tocado la ACB con los dedos, por eso puede tener esa ambición de volver con nosotros. Cuenta con una buena capacidad reboteadora, no rehuye atacar el aro y tampoco el trabajar en grupo”.

 

Aún así, para el segoviano no fue fácil renunciar a Moncasi. “Cuando tuvimos ese problema teníamos que saber escoger bien, sabéis lo que es para este club formar un buen grupo de jugadores, saber crear una familia”, comenzó explicando, con cara de circunstancias.

 

“Hay dos aspectos fundamentales en este sentido respecto a Micky Stobart. Uno, el de grupo. Todos los entrenadores, que ya os digo que he hablado con muchos, me han dicho que suma y que hace familia. Por eso siempre fue nuestro primer candidato. Con el otro aspecto, el deportivo, éramos algo más recelosos porque con Moncasi pretendía tener dos jugadores grandes, que sepan rebotear bien para que nuestros pequeños tengan la posibilidad de dividir bien”. En todo caso, Fisac se mostró satisfecho con la incorporación, que podría debutar este mismo viernes ante el Burgos.