Mickeal anuncia su baja indefinida: "Mientras tenga fuerzas lucharé por volver a jugar en el Barça"

Pete Mickeal

"Pascual es el mejor entrenador, te hace sentir cómodo y te da confianza".

El alero del FC Barcelona Regal Pete Mickeal, baja desde el mes de marzo de forma indefinida por un tromboembolismo pulmonar, ha asegurado este martes que mientras tenga fuerzas e ilusión como tiene ahora mismo luchará hasta el final por volver a jugar al baloncesto, una vez ha decidido irse a los Estados Unidos para un largo y complicado tratamiento sanguíneo, y de ser así poder regresar a un Barça que es "especial" para él y donde se siente muy a gusto con club, compañeros y técnico, un Xavi Pascual a quien considera "el mejor".


"Hablé con Rosell, Pascual y Creus, les he dicho que si puedo volver a jugar a baloncesto, espero que sea aquí y no en ningún otro sitio, por la pasión y lucha que ha tenido este equipo para ganar títulos. Es lo que quiero y lo que siento", se sinceró Mickeal en una emotiva rueda de prensa en el Palau Blaugrana acompañado de Creus, Pascual y compañeros de equipo.

En este sentido, aseguró que no va a rendirse por difícil que sea el momento. "Voy a trabajar más duro de lo que ya he hecho, cuando te haces mayor tienes que hacerlo para que los jóvenes no te quiten el lugar. Nunca sentí que tendría que dejar de jugar al baloncesto. Las ganas de ganar y jugar son más fuertes que nunca, mientras las tenga no lo dejaré. He vuelto al gimnasio, poco a poco, y ojalá algún día pueda volver", aseveró.

Mickeal, emocionado, incluso rompió a llorar al explicar lo especial que es para él el Barça Regal aunque, lo primero, es su salud, motivo que le llevará a Estados Unidos para seguir un tratamiento en manos de un doctor de la NBA que ha tratado su misma enfermedad en jugadores que han vuelto a las pistas.

En un día feliz para él por poder expresarse en público, aseguró que lo más importante ahora no es el baloncesto, que es una segunda opción. "Lo más importante es recuperarme, estar sano y acabar con los problemas en mi sangre. Me iré a los Estados Unidos a tratarme con uno de los mejores especialistas, que ha tratado a jugadores de la NBA con el mismo problema. Puedo estar unos meses, un año o para siempre. Lo importante es mi salud", reiteró.

Por ello, aseguró que luchará con todas sus fuerzas para superar esta enfermedad y poder volver a jugar, y hacerlo en un Barça que es su único destino posible por todo lo sucedido, como cuando ya sufrió el tromboembolismo hace dos años. "Volver a tener este problema es duro, llevar el día a día. Me emociono, mi personalidad es muy fuerte, pero es duro", reconoció.

"La gente que hay aquí es lo que hace especial a este club, a este equipo. Me han hecho estar muy cómodo, estoy muy orgulloso de mis años en este club por la gente que hay. Piensas en anotar, coger rebotes, jugar bien, pero aquí te das cuenta de que hay algo especial. Te hacen sentir cómodo y a gusto y no hay gente igual que en Barcelona. Estoy muy orgulloso, cuando hace dos años tuve un problema me ayudaron mucho y volví por ellos, por su apoyo. No encontraría ningún equipo mejor que el Barcelona", esgrimió.

De momento, pueda o no volver a jugar, a sus 35 años, el alero está contento por haber cumplido ya con su objetivo al llegar a Barcelona, hacer historia en el club. "Sí, he conseguido hacer historia. En este club al ganar títulos lo sientes más que en otros, porque las expectativas son más altas, tanto que cuando lo consigues es más gratificante, porque se supone que lo tienes que conseguir. Tenemos expectativas y algunos de los mejores jugadores, y esto nos hace ser grandes", señaló.

Por último, volvió a emocionarse al hablar de Xavi Pascual, el "mejor técnico en Europa" y el mejor con quien podría trabajar. "Jugar sin mí, sin Rabaseda, sin Wallace, un 'play-off' contra Panathinaikos y ganarlo no es fácil. Pascual es el mejor entrenador en Europa, y es quien realmente me ha ayudado y confiado en mí, y es lo que pides a un 'coach', la confianza", señaló.

"Hemos tenido buenos y malos momentos, nos hemos enfadado, él más conmigo que yo con él, pero es normal con dos personalidades competitivas. Pero jugando para Xavi estás bien, no tiene nada que ver con mis dos años en Caja Laboral, Marcelinho puede decirlo. Quiere lo mejor para sus jugadores", agradeció.